Teniendo una relación personal con Dios

Necesitamos aceptar que ¡Dios no usará una zarza ardiendo cada vez que nos quiera hablar ni mandará fuego del Cielo cada vez que quiera impresionar a nuestros enemigos! Al menos no de manera literal. ¡No te compares! Tal vez Dios quiere hablarte a través de un mensaje que siembra en tu corazón, tal vez en alguna etapa de tu vida use a tus padres o pastores y después atraiga tu corazón mediante su Palabra y más adelante también utilice a tu esposa para decirte lo que quiere de ti. Lo importante no es la manera en que Dios te hable sino el simple hecho de que ¡Dios el Creador del Universo te está hablando!

Nuestra vida está en las manos de Dios

Tal vez hasta hace poco todo iban bien y ahora una serie de eventos "injustos" han sacudido tu corazón; tal vez estás en una etapa donde pareciera que las pruebas llegan una tras otra a tu vida; tal vez estás pasando por un abandono inmerecido o has sido acusado injustamente por algo que no hiciste; o tal vez un día de estos te levantarás creyendo que es un día más pero alguien te mandará llamar para que realices la tarea de tu vida, para que tomes la responsabilidad que te cambiará por completo de rumbo. La realidad es que Dios está desarrollando su plan en tu vida, la pregunta más importante que debemos hacernos hoy es: ¿llegará mi corazón sano, lleno de fe y preparado al día en que me manden llamar para cumplir con los propósitos para los que Dios me creó?

Dios sabe donde encontrarte

Dios sabe dónde encontrarte, tiene tu teléfono, tu correo electrónico, se sabe tu dirección, conoce tus horarios, dónde trabajas, por qué camino te vas cada día, tiene tu currículum, sabe tu experiencia, limitaciones y capacidades. ¡Sabe todo de ti! Y sabe cuándo, cómo, dónde y a través de quién te mandará llamara para que seas parte de sus planes y propósitos.

Los Tiempos de Dios son diferentes a los nuestros

Los tiempos de Dios suelen ser ¡muy diferentes a los nuestros! Él ve toda la foto completa mientras nosotros solamente vemos una pequeña porción de todo lo que sucede desde nuestra limitada vista humana, Él puede ver todo el tiempo ¡con una sola mirada! Él sabe lo que hubo antes en nuestra vida, exactamente lo que sucede en lo profundo de nuestro corazón en este momento y tiene bien claro lo que vendrá en el futuro, con toda esta información y todo el amor que nos tiene, escoge hacer Su voluntad perfecta, en Su tiempo perfecto en nuestras vidas, aún y cuando nosotros no siempre estamos de acuerdo con sus tiempos.

Cuando no entendemos lo que Dios hace

Muchos quisieran ver las señales y los milagros de Dios para creer o confiar en Él pero ¿qué hay detrás de estos eventos?, ¿no es el corazón de Dios llamando nuestra atención para que nos acerquemos a Él? Y es aquí donde el corazón de José se hace sumamente admirable, hasta este momento de su vida no había visto ninguna señal ni prodigio, no tenía evidencia visible del poder de Dios a su favor y sin embargo nada lo movía ni lo hacía titubear, no cedía a la tentación ni maldecía al cielo ni a su Dios sino que por sobre todas las cosas seguía escogiendo una y otra vez agradarle a Él.