Aprendiendo a ser Humildes

¿Por qué se humilló? En su forma de Dios no tenía limitaciones ni debilidades, su primera humillación fue tomar forma de hombre, porque el cuerpo humano tiene debilidades naturales y limitaciones de tiempo y espacio, sin mencionar la salud, la fuerza, el cansancio, etc. Una vez que tuvo esta condición limitada, ¡todavía contaba con el poder y el respaldo del Cielo! Pero no tomó provecho de esto para controlar o castigar a los hombres, al contrario, se dedicó a servir y vino a morir en una cruz, la vulnerabilidad más alta en medio de menosprecios, golpes, críticas y rechazos y todo esto únicamente para darnos a ti y a mí salvación, para que nuestros pecados fueran perdonados y un día pudiéramos estar toda una eternidad junto a Él. Si hablamos de humildad y humillación nada es comparable a lo que Jesús hizo por nosotros.

¿Creer que existe Dios es suficiente?

De alguna manera Saúl creía que con solo creer en Dios era suficiente, no era necesario tener una relación con Él, uno podía vivir su vida satisfaciendo todos sus deseos de pecar e ignorando al Señor y "no pasaba nada". Creía que tenía suficiente luz cuando en realidad estaba inmerso en la oscuridad.

Deja que Dios haga justicia por ti

Dejar que mi corazón sienta que: "me hicieron algo muy malo que no merecía y ahora verán que no debieron meterse conmigo" es también aceptar sin decirlo en voz alta que: "no sé por qué Dios permitió que me hicieran esto así que lo tendré que arreglar a mi manera y en mis términos". Es decir, es sacar a Dios de escena, es decirle: "en esta situación no te necesito".

La opinión de Dios es la más importante

¿Quién define cuál es tu valor?, ¿a quién le has dejado ponerte una etiqueta con un precio? Muchas personas viajan en la vida con pesadas "etiquetas" que dejaron que alguien más les pusiera: "bueno para nada", "perdedor", "no valgo nada", "nadie me ama", "no merezco nada", etc. Necesitamos entender que la opinión más importante es la que nuestro Creador tiene de nosotros, nadie nos conoce ni nos ama tanto como Él.

Sólo en Dios encontrarás tu Libertad

La libertad es el resultado natural de conocer a Jesucristo mediante una relación. Si no tienes a Jesús en tu corazón lamento decirte que la Biblia dice que nunca serás verdaderamente libre, y lo subrayo porque este mundo te quiere hacer creer que eres libre, te ofrece una falsa libertad que se construye sobre la idea de que si "todos lo hacen está bien", lo que en realidad te dice tras esta frase es: "todos somos igual de esclavos e infelices que tú, tratemos de ignorarlo juntos". ¡Pero la tristeza y depresión colectiva nunca te hará verdaderamente libre ni mucho menos feliz!