Orando al Único Mediador

Lectura de Hoy:
1a Timoteo 2
 
(Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.” 1a Timoteo 2:5

Orando al Único Mediador
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Algunos de nosotros somos expertos en buscar soluciones, cuando no entendemos algo tratamos de encontrar razones y justificaciones que lo hagan más comprensible, si queremos alcanzar algo y no lo logramos procuramos encontrar algo similar que lo sustituya aunque sea por un tiempo, ¿te ha pasado alguna vez? Los humanos hemos fallado una y otra vez en atraer a Dios con nuestros métodos e ideas, hemos procurado conocer y experimentar de Él en nuestros términos y no a través de cómo Él lo desea, nuestros intentos fallidos nos han llevado a sentirnos frustrados. Como en muchas otras áreas de nuestras vidas, al no estar dispuestos a ceder y hacer las cosas a su manera nos hemos buscado sustitutos más cómodos de conocer y “agradar”. La gente se ha fabricado imágenes de personas, animales o seres que no existen para darles adoración y respeto; han creado reglas y métodos bajo la apariencia de una religión para sentirse bien consigo mismos al cumplirlos sin importar que al hacerlo no hayan conocido nada nuevo de Dios. La Biblia es clara al expresar a través del apóstol Pablo en esta carta a Timoteo que hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo, dicho de otro modo, hay una sola manera de acercarse a Dios y es a través de Jesucristo, cualquier otro método, persona o idea no tiene validez alguna, Jesús fue claro al decir que Él era el camino, la verdad y la vida; no dijo: “un camino…”, sino “EL camino”, no es una opción más, es la única.

Orando al Único Mediador
Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda.
¿Por qué oramos? Existen muchas respuestas a esta pregunta, lo hacemos por necesidad, por obligación, por costumbre, etc. Pero… ¿qué es lo que nos motiva a hacerlo? En muchos casos es la esperanza de que seamos escuchados para recibir aquello que anhelamos. La oración más que un rezo repetitivo es una conversación con Dios, es una plática entre nuestro Señor y nosotros, cuando Jesús murió en la cruz nos concedió el perdón y a través de Él nos hizo posible el acercarnos al trono de Dios ¡de manera personal para presentar nuestras peticiones y para conversar con Él y conocerlo! ¿Por qué insistimos en conocer a nuestro Señor a través  de otras personas en lugar de hacerlo personalmente? Si has creído en tu corazón que Jesús es tu salvador y le has entregado el control de tu vida ¡ya tienes el pase libre sin fecha de vencimiento para hablar directamente con el Padre! No puedo imaginarme el que para platicarle algo a mi papá tuviera que ir siempre con alguien más para mandarle el mensaje, sentiría que la relación es distante, impersonal y hasta desinteresada. ¿No será que por eso nos sentimos así con Dios? Porque solamente le hemos conocido y buscado a través de terceros y no personalmente.

Orando a quien nos Escucha
Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. El autor Henry T. Blackaby menciona en su libro Mi Experiencia con Dios que cuando oramos debemos vivir con la seguridad de que Dios nos escuchó y con la expectativa de que en cualquier momento nos puede hablar o contestar a lo que le pedimos. ¡Oramos porque sabemos que nos escucha! Dios ha establecido que la oración sea la manera a través de la cual abramos la puerta para que Él trabaje en nosotros y a través de nosotros. El apóstol Pablo menciona en la lectura de hoy un buen ejemplo de una oración que tiene consecuencias reales al mencionar que debemos orar por las personas que están en autoridad para que vivamos quieta y reposadamente. Hoy más que nunca la sociedad a nuestro alrededor necesita vivir en paz y recobrar la tranquilidad, lo cual nos lleva a entender que ¡hoy más que nunca debemos orar por nuestras autoridades! Porque al hacerlo, nuestro Señor nos escucha y concede nuestros anhelos que se alinean a su perfecta voluntad. ¿En qué áreas de tu vida te ha hecho falta orar, o bien, después de orar vivir con la fe y certeza de que recibirás respuesta?

Conclusiones
Jesucristo es el único camino hacia el Padre, y es mediante la oración que podemos conocerle y llevar nuestras peticiones delante de Él. ¡No necesitamos que nadie más se comunique con Dios por nosotros! Tenemos la entrada libre a su Presencia, así que, ¿qué esperas para comenzar a orar y acercarte a Dios? Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Lleva tus peticiones delante de Él, cree en tu corazón que te escucha, mantén una expectativa alta e invierte en tu relación personal e individual con Él cada día.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Dale gracias a Jesús porque a través de su obra en la cruz tienes libertad para acercarte a Dios parar orar de manera personal y ser escuchado.
2. Pídele a Dios que te muestre todo aquello que te estorba en tu relación personal con Él, pídele perdón si has usado falsos mediadores para acercarte a Él o si has buscado métodos y rezos repetitivos en lugar de conversar de manera genuina con Él.

No Comments

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.