La Biblia y la profecía

Lectura de Hoy:
1a Corintios 14
(Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación” 1a Corintios 14:3

La Biblia y la profecía
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

A lo largo de este capítulo 14 de la primera carta de Pablo a los Corintios, el apóstol hace un análisis de las diferencias entre el don de hablar en lenguas espirituales y el don de profecía. Para comprender mejor el estudio de hoy es recomendable que leas el del día de ayer sobre el don de lenguas espirituales y el de hace un par de días sobre el capítulo 12 de Corintios donde se hizo un breve análisis del Rol del Espíritu Santo en la vida cristiana. Los dones espirituales como ya hemos mencionado en estos estudios previos, son habilidades o cualidades espirituales que todos tenemos y que se activan cuando le damos el control de nuestra vida a Dios y le pedimos que nos llene de su Espíritu Santo. También hemos mencionado que la relación que tenemos con Dios en una gran porcentaje sucede en el nivel espiritual de cada persona, es decir en esa parte de nosotros que define nuestra esencia, carácter y personalidad que nos hace diferente a los demás, el núcleo de nuestro ser es el espíritu y es nuestro espíritu el que al renovarse mediante una experiencia con el Espíritu Santo da lugar a un cambio de vida en nosotros. En el estudio de hoy conoceremos algunos detalles importantes de uno de estos dones espirituales, el don de profecía, uno de los dones que más ha sido dañado por personas que hacen mal uso de él o fingen tenerlo para beneficiarse de maneras equivocadas y egoístas. Veamos lo que la Biblia dice sobre este don.

El don de profecía según la Biblia
Una persona que tiene el don de profecía y es usada por el Espíritu Santo es alguien que tiene una palabra que decir a uno o más creyentes respecto al modo en que están viviendo para edificarlos, exhortarlos o consolarlos. Un profeta entonces es alguien que puede hablarte una palabra que Dios a través de su Espíritu Santo le ha mostrado con el fin de establecer fundamentos en ti (edificar), hacerte razonar para que hagas o dejes de hacer algo (exhortar) o para aliviar una pena o aflicción en ti (consolar). La gran mayoría asociamos la profecía con alguien que predice el futuro o alguien que siempre está regañando con firmeza a otros, sin embargo esto no es lo que enseña la Biblia. Un profeta está dentro de la iglesia para diagnosticar lo que sucede en nuestra vida o iglesia y hacernos entender las consecuencias que vendrán a nosotros si hacemos o dejamos de hacer aquello que nos está señalando. Dios usa a estas personas para traer orden, enseñanza y sanidad al corazón y espíritu de los creyentes. De ahí que Pablo dijera que el que profetiza, edifica…

Un profeta habla de parte de Dios
Pero en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento, para enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida. Dios, a través de su Espíritu Santo utiliza a personas que han madurado en su relación personal con Él para dar palabras a otros creyentes que sirvan como señal de que Él está en medio de ellos queriendo hacer cambios en sus vidas. Pablo enseña que cuando los cristianos están en la iglesia si todos profetizan, y entra algún incrédulo o indocto… lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro, adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está entre ellos. Como vemos el profeta hace un diagnóstico de lo más profundo que hay en nuestro corazón para hacerlo manifiesto y así reconozcamos que Dios existe y quiere trabajar en nuestras vidas, esta es la esencia del profeta.

Mandamientos a los profetas
Por último Pablo da algunas instrucciones sobre cómo debe usarte este don en la iglesia cuando se está con otros creyentes:
1. El profeta debe profetizar siempre para edificar, si sus palabras se convierten en juicio o condenación el Espíritu Santo no lo está respaldando.
2. Los profetas deben hablar de modo que otros escuchen y puedan determinar si están hablando palabra de Dios o si solamente están expresando ideas personales.
3. Si alguien más recibe una palabra de profecía debe esperar su turno para hablar.
4. El espíritu del profeta están sujetos a los profetas, es decir, aunque sintamos una urgencia por declarar una palabra debemos aprender a hacer todo con orden y claridad pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz.

Conclusiones
El apóstol Pablo cierra este tema haciendo un par de declaraciones importantes: Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que les escribo son mandamientos del Señor… así que procuren profetizar y no impidan el hablar en lenguas pero hágase todo decentemente y con orden. Todos los dones que el Espíritu Santo pone en nuestras vidas están ahí para que los usemos para edificar nuestro espíritu y para edificar a la iglesia de la que somos parte. No podemos vivir ignorando al Espíritu de Dios y dejando para después el utilizar lo que Él nos ha dado. Dios tiene un plan para tu vida y te ha equipado con herramientas y dones para que puedas cumplirlos, ¡es tu responsabilidad conocerlos e invertir tiempo en desarrollarlos! Busca a Dios, pídele sabiduría, pídele de su Espíritu y mantén tu oración y estudio de la Palabra de cada día para que puedas madurar en tu crecimiento espiritual.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Pídele a Dios en tu oración de hoy que te llene de su Espíritu Santo, pídele también que te de la sabiduría y la prudencia para entender los dones que tienes y ponerlos en práctica tanto en tu relación personal con Él como en tu relación como miembro de una iglesia cristiana.
2. Pídele a Dios también que te ayude a crecer espiritualmente, rechaza la posibilidad de vivir de manera pasiva y toma decisiones que te lleven a profundizar en tu relación con Él. Pídele de su Espíritu y fortalece tu compromiso de conocerle y agradarle en todo.

5 Comments

  1. Alicia Muñoz Rivas

    June 2, 2017

    Muy bueno….ideas claras y lo bueno es que Dios me permite juzgar una profesia…ya que he sentido algunas veces…que no es Dios quien habla….y sentía temor porque no creía que era de parte de Dios….gracias por aclararlo…bendiciones.

  2. Maritza Pomales

    April 1, 2017

    Muy util y claro.

  3. willibaldo martinez

    July 11, 2015

    Bendiciones, gracias, llego justo cuando lo necesitaba.

  4. Ebridelina del Carmen De la Oz Garris

    February 21, 2015

    Me parece un estudio bastante claro y preciso respecto a un tema tan controversial, en el que el autor no niega la existencia del don de profecía, pero resalta el mal uso que continuamente se hace de él en muchas iglesias.

  5. lina valencia

    April 28, 2014

    Gracias por esta explicacion es muy clara y pude comprender bien lo que significa la profecia.

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.