¿Qué está deteniendo tu compromiso con Dios?

Lectura de hoy:
1a Corintios 10:1-11
(Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.” 1a Corintios 10:11

¿Qué está deteniendo tu compromiso con Dios?
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

No quiero, hermanos, que ignoren que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar,  y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. Todos hemos escuchado en algún momento la historia de Moisés guiando a los israelitas a través del desierto después de haber sido librados de la esclavitud en Egipto. Se han escrito varios libros y filmado varias películas sobre este evento donde se suelen resaltar momentos como el instante en que el mar se abrió para que el pueblo de Israel pasara en seco o cuando Dios mismo escribió los diez mandamientos en unas tablas de piedra y se las entregó a Moisés. Sin duda alguna esta historia es emocionante y si nunca la has leído completa te estás perdiendo de muchas experiencias aún más profundas e impactantes que las porciones que has escuchado, ejércitos que fueron vencidos, plagas que invadieron Egipto, comida cayendo del cielo, agua brotando de rocas, la gloria de Dios llenando el tabernáculo y una montaña ardiente temblando por la voz de Jehová, ¡era todo un espectáculo! Sin embargo solamente 2 hombres de toda esa nación entera que cruzó el mar sobrevivieron y agradaron a Dios. ¡Qué triste desenlace tuvo esta historia! Por supuesto esto no aparece en las películas, pero es sorprendente lo que dice el apóstol Pablo en el inicio de este capítulo 10: si todos estuvieron bajo la nube que les daba sombra en el desierto, todos cruzaron el mar, todos fueron expuestos al poder y la grandeza de Dios y todos bebieron del agua de vida que brotaba de Él, ¿cómo es posible que no lo honraron y que h hayan terminado muertos en el desierto? ¡No tiene sentido! Pero hubo 5 razones por las cuales esto sucedió.

Mas esta cosas sucedieron como ejemplo para nosotros.
1. Codiciaron lo malo. Desearon con ansias (www.rae.es) el mal. En repetidas ocasiones en su camino hacia el desierto recordaban sus días de esclavitud en Egipto y los añoraban, deseaban poder pecar en paz y sin remordimiento otra vez, habían olvidado el maltrato y sufrimiento que tuvieron por años y sólo podían pensar en disfrutar placeres egoístas, por fuera caminaban como libres pero por dentro nunca lo fueron.

2. Fueron idólatras. Amaban con exceso a todo lo que pareciera divino aunque no tuviera nada que ver con Dios. Les gustaba la comodidad de crear sus propias estatuas e imágenes de dioses que sí podían ver, que no los reprendían ni les exigían nada, solamente contemplaban sus celebraciones llenas de inmoralidad y pecado, los verdaderos dioses eran ellos mismos, vivían para autosatisfacerse sin límites ni regulaciones.

3. Fornicaron. Buscaban cualquier oportunidad para tener sexo sin límites e ignoraban el orden establecido por Dios en ese tema. De Dios únicamente querían las bendiciones, los milagros y los beneficios, pero los mandamientos, las reglas y la disciplina las ignoraban, pero eso sí, cuando algo salía mal venían a Moisés a llorar y quejarse de su sufrimiento, vivían con una falta de compromiso total y con una pasión por sus placeres que no conocía fronteras.

4. Tentaron al Señor. Si sigues la referencia (la pequeña letra I) al final del versículo 9 te encontrarás con un pasaje donde los israelitas declararon lo siguiente: nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. (Números 21:5) Menospreciaron en su corazón los milagros de Dios, tenían comida sin trabajar por ella, agua sin merecerla, y libertad sin haber peleado pero aún así estaban hartos de las bendiciones de Jehová su Dios y le exigían más, le demandaban más y más sin estar dispuestos a darle slgo a cambio.

5. Murmuraron. Se quejaban continuamente de todo y contra todo: de la comida, del calor, de su liderazgo, de Dios, de su presente, de sus necesidades, no sabían vivir agradecidos y contentos con lo que Jehová les había dado y seguía dando cada día. Se acostumbraron al amor de Dios porque nunca invirtieron en conocerlo más pues no les interesaba, lo único que querían era más para ellos y si las cosas no salían como querían, se llenaban de amargura y reclamos.

Conclusiones
Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos¿Qué tanto de estos 5 pecados hemos dejado que llenen nuestra vida? Desear lo malo que no tenemos, sustituir a Dios con otros ídolos e imágenes, usar nuestra sexualidad sin honrar a Dios, añorar nuestros pecados antiguos o presentes y acostumbrarnos a sus bendiciones, quejarnos de todo lo que no estamos de acuerdo o amargarnos contra Dios por no recibir lo que esperábamos. ¿Cuántos de nosotros hubiéramos sobrevivido a ese desierto?, ¿cuántos nos hubiéramos dejado influenciar por otros o nos hubiéramos unido a las demandas colectivas contra Moisés para recibir más cosas? ¡Es tan fácil perder el enfoque en nuestra vida cristiana cuando no tenemos una relación personal con Él! No hay nada más triste que ver a un cristiano dejándose llevar por la vida, por la influencia de otros, quejándose y viviendo de manera desordenada, ¿dónde está su fe?, ¿dónde quedó su amor por Dios y su agradecimiento por la salvación tan grande que ha recibido? No somos mejores que esos israelitas que murieron en el desierto, tenemos la misma tendencia a pecar que ellos, pero si Josué y Caleb sobrevivieron al desierto para entrar en la tierra prometida eso quiere decir que si nos esforzamos con todo nuestro corazón en conocer y agradar a nuestro Señor ¡podemos lograrlo!. ¿Qué estás haciendo con tu vida de manera diferente para que no termines como ellos? Estas cosas están publicadas como advertencia, como ejemplo de cómo no debemos vivir nuestra vida cristiana. Examina tu corazón a la luz de la Palabra y permite que Dios te hable.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. ¿Has sentido mientras lees estos 5 errores del pueblo de Israel que el Espíritu Santo ha apuntado a algunas áreas de tu vida? Dios te está llamando en este momento a ponerte a cuentas con Él, no pierdas ni un instante más, ponte de rodillas ahí donde estás y pídele perdón por el pecado, la falta de gratitud, la amargura, la fragilidad con la que has manejado tu fe pero sobre todo por la falta de compromiso e interés en desarrollar una relación con Él más profunda.
2. Después de orar necesitas tomar decisiones serias y firmes respecto a qué harás para vivir de manera diferente y para que tu fe y tu relación con Él crezcan. Si solamente oras y no planeas lo que harás diferente y lo haces nada habrá cambiado en ti, serás como los israelitas que se arrepentían y unos kilómetros más adelante en el desierto volvían a sus mismos errores. ¡Ora, planea y decídete a cambiar de una vez por todas!

1 Comment

  1. Gustavo A. Quezada V.

    August 8, 2018

    Una linda y didactica ensenanza que nos pone en tela de juicio acerca de nuestra relacion con el Senor, agradezco y felicito que el Gran Senor los utilice para que podamos recibir su palabra y asi acercar nuetra realidad a la realidad de Dios. Bendiciones.

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.