Corriendo la Carrera de la Fe

Lectura de Hoy:
1a Corintios 9
(Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“¿No saben que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corran de tal manera que lo obtengan.” 1a Corintios 9:9

Corriendo la Carrera de la Fe
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

¿Alguna vez te has preguntado cómo es que los corredores de los maratones o los de las competencias de varios miles de metros planos en las olimpiadas llegaron a ser capaces de competir en dichas carreras y eventos? Algunos de ellos tal vez comenzaron con carreras cortas o con ejercicios rutinarios y con el tiempo le fueron encontrando gusto a la disciplina, pero sin importar cómo es que comenzaron o qué los motiva lo que es una realidad es que para lograr competir en su nivel tuvieron que sacrificar muchas cosas en su vida, tiempos de entrenamiento, tipos de comida, tipos de diversión, etc. Fueron años de compromiso y dedicación para lograr competir y obtener la victoria. ¿Y qué ganan realmente? Un trofeo, una medalla, recursos económicos y reconocimiento humano por un tiempo en su vida para después con el paso de los años ser solamente una estadística en un libro de anotaciones. ¿Cuánto más deberíamos nosotros esforzarnos, comprometernos y disciplinarnos por competir y terminar la carrera de nuestra fe que ofrece un galardón eterno?

¿Hacia dónde corremos?
Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada
. Pablo habla en este capítulo sobre los derechos que tiene como apóstol. Un apóstol es alguien que mediante la evangelización o predicación propaga la doctrina de Cristo, es decir alguien que vive para que más y más personas en todo lugar conozcan el Evangelio. En su carrera como apóstol Pablo fue maltratado muchas veces, en diferentes porciones de la Biblia se habla que fue azotado, apedreado, perseguido, menospreciado, golpeado, etc. pero nunca dejó de hablar de Jesucristo. ¿Por qué seguía firme en su carrera? Por lo que explica en los versículos de la lectura de hoy: le había sido impuesta una necesidad de anunciar el evangelio. Una de las dudas más grandes que tienen todos los que siguen a Cristo genuinamente es saber si están cumpliendo su voluntad y cuál es el propósito para el que fueron creados. Un buen inicio en este proceso de descubrir tu llamado es poner atención a el anhelo que crece dentro de tu corazón cuando pasas tiempo con Dios. Los talentos que has recibido tienen el propósito de ayudarte a saciar una necesidad y una visión que llevas dentro, esa es la dirección hacia donde debes correr con tu fe, hacia donde su Espíritu te está incomodando y llamando a hacerlo en tu interior.

No corramos solos
¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño?
La vida cristiana fue diseñada para vivirse rodeado de personas, ¿te imaginas a un soldado que no tuviera una nación detrás que lo respaldara con recursos y motivación? o ¿te imaginas vivir sembrando algo que nunca cosecharás o cuidando un rebaño ajeno del que nunca obtendrás un pago ni una recompensa por tu labor? ¡Sería frustrante y completamente sin sentido! Definitivamente como el apóstol Pablo lo menciona, Dios ha escogido personas para que dediquen su vida al evangelio y vivan de ello como los misioneros, los apóstoles, los pastores, y demás pero esto no implica que los demás no tengamos el llamado y la responsabilidad de expandir el Reino de Dios, digamos que en el ejército ellos son los generales y coroneles y nosotros los soldados rasos o incluso personal administrativo, pero todos juntos usando nuestro esfuerzo y habilidades formamos el cuerpo de Dios, corramos como uno sólo.

Paguemos el precio
Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado
. La carrera de la fe nos costará todas nuestras fuerzas y requerirá un alto grado de compromiso, pero Dios merece lo mejor de nosotros. Nos gusta ahorrar para tener acceso a mejores pertenencias, hacer sacrificios para tener una mejor forma física e incluso disciplinarnos para juntar para unas vacaciones, un videojuego o un regalo para alguien que amamos. Sabemos el valor que hay detrás de los esfuerzos y los sacrificios por los resultados que obtenemos a cambio. ¿Valdrá la pena sacrificarnos y esforzarnos por conocer y agradar a Dios por sobre todas las cosas?, Dios ha prometido recompensas aquí en la tierra pero también una morada eterna para quienes pagan el precio cada día de seguirle, conocerle y agradarle.

Conclusiones
Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él
. Dios nos diseñó para ser copartícipes de Él, ha puesto delante de nosotros una vida con obstáculos, retos y pruebas que demandarán toda nuestra fe y confianza en Él, pero la meta promete una recompensa eterna que vale todo nuestro esfuerzo y aún más del que creemos tener, corramos en dirección de Dios, corramos junto con aquellos que comparten la misma vestidura de fe y paguemos cada día el precio de conocerle, servirle y agradarle, corramos de manera que obtengamos el premio de estar a lado de nuestro Salvador por la eternidad.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Analiza tu carrera de fe personal, ¿cuánto tiempo pasas invirtiendo en Él?, ¿qué tan cercano o separado estás de otros que le aman y le buscan?, ¿has puesto atención a los anhelos de tu corazón para saber en qué dirección quiere Dios que corras? Ora y pídele a Dios que te hable en cada una de estas áreas y comprométete con Él a dar lo mejor de ti para ser un soldado y un corredor ejemplar en su reino.

5 Comments

  1. Marlene Rivera

    October 31, 2017

    Principalmente a mi, me habló poderosamente. La explicación bien sencilla y muy basadas en las escrituras.

  2. jdnunez

    October 27, 2017

    Por supuesto que sí! compártelo donde gustes y con quien gustes y platícales de la página para que la conozcan, tenemos más de 400 estudios publicados,
    Saludos

  3. Heriberto Costeño

    October 27, 2017

    Bendiciones, me gusto el estudio Corriendo la Carrera de la Fe, mi pregunta es, lo puedo compartir ?

  4. Ramon Luis Cruz

    February 17, 2015

    Gracias por permitirme compartir este mensage, Dios los bendiga por este pan de sabiduria.

  5. Erika Ramirez

    December 13, 2012

    quisiera recibir sus debocionales en mi correo electronico,,es eso posible? o yo tengo ke ingresar a su pajina para poderlos leer cada vez ke quiera???

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.