Cuidando de los Débiles en la Fe

Lectura de Hoy:
1a Corintios 8
(Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Pero miren que esta libertad suya no venga a ser tropezadero para los débiles.” 1a Corintios 8:9

Cuidando de los Débiles en la Fe
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Una de las características del amor genuino es su capacidad para edificar en todo momento, ya sea con un abrazo o con una reprensión alguien que nos ama puede traer consuelo y dirección a nuestra vida de modo que nos sintamos animados y fortalecidos. Por otra parte, uno de los principales enemigos de la edificación es el individualismo, cuando una persona únicamente ve por sí mismo y su principal o único interés es lograr su éxito personal difícilmente se detiene a ver por las necesidades de quienes le rodean. De ahí que el apóstol Pablo comience este octavo capítulo de su primera carta a los corintios diciendo: …sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. Durante los trece versículos de este pasaje, Pablo utiliza el tema de el efecto que tenía en la gente todo lo que se sacrificaba a los ídolos como un ejemplo para hablar sobre lo importante que debe ser para nosotros amar y edificar a los débiles en la fe, ¿quiénes son los débiles en la fe? Aquellos que aún no han madurado en su relación con Dios lo suficiente como para no depender de otros para permanecer en su camino, aquellos que en su proceso de crecimiento todavía son sensibles a las acciones de otros creyentes que a su parecer, son más maduros y consagrados que ellos.

Ubiquémonos
Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo. Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él
. Más importante que procurar llenarnos de conocimiento es que tengamos un corazón y una entrega por Dios de modo que seamos conocidos por Él, después de todo un hombre cercano al rey siempre tendrá más influencia sobre otros que una persona “sabia” que es desconocida en el reino. ¿En dónde estás ubicado dentro del reino de Dios? Si utilizamos como escala de medición las palabras de Pablo, ¿qué tan conocido eres por Dios? Tal vez estarás pensando: “bueno, si Dios lo sabe todo, conoce todo de mí”, sin embargo, el conocimiento del que habla Pablo está precedido por el amor, ¿lo notaste en el versículo 3? “Si alguno ama a Dios… Dios lo conoce”. No se trata de conocer a alguien de oídas o de lejos, podríamos leer la biografía detallada de una persona y saber todo de él sin jamás llegara a desarrollar una relación personal con él, ¡no permitas que esto te suceda con Dios! No dejes que tu fe esté construida sobre lo que otros te han contado, entrégale todo tu amor, acércate al trono del Rey, pasa tiempo con Él, ábrele tu corazón, deja que tu fe se fortalezca y recree en su Presencia.

Comprendamos nuestra ubicación
En los tiempos del apóstol Pablo, muchas de las ciudades a través de las que viajó fundando iglesias, estaban dominadas por culturas politeístas, y dentro de las celebraciones y rituales que sucedían en estas ciudades se encontraban los sacrificios hacia los dioses e ídolos que adoraban. En ocasiones se organizaban banquetes en los que los alimentos que se servían habían sido primeramente ofrecidos a sus dioses y después compartidos con los demás. Para algunos nuevos creyentes en Dios que aún no comprendían el Reino de los Cielos en su totalidad, todo lo que era sacrificado a los ídolos era impuro, estaba lleno de maldad y tenía una influencia maligna que debía ser rechazada a toda costa; pero para otros que habían entendido que la comida no era más que simplemente alimentos, no había nada malo en probar tal comida pues sabían como dijo Pablo que:  …la vianda (alimentos) no nos hace más aceptos ante Dios; pues ni porque comamos, seremos más, ni porque no comamos, seremos menos. Sin embargo, a pesar de que estos últimos llevaban la razón Pablo les dirigió palabras de corrección no respecto a sus acciones sino al mensaje que enviaban a los débiles en la fe con ellas. Es importante que entendamos el corazón de Dios detrás de estas palabras: pongan atención en que su libertad no venga a ser tropezadero para los débiles. Después de entender que debemos pasar tiempo con el Rey necesitamos comprender también que al ser sus hijos nos convertimos de manera automática en ejemplos y portadores de su nombre frente a todos los que nos rodean. Por lo cual, Dios nos hace responsables del mal ejemplo o testimonio que demos a otros que no le conocen tanto y que ocasione que estos se aparten de su camino. De esta manera, pues, pecando contra los hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecan.

Edifiquemos el Reino de Dios
Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano
. Así como cuando una parte de nuestro cuerpo resulta lastimada y todo nuestro cuerpo se duele juntamente y se acelera en proveer sanidad, apoyo y protección, así debemos comportarnos con los demás creyentes con quienes compartimos la fe y el amor por Dios. No hemos sido puestos entre las personas para demostrar nuestro conocimiento ni nuestra santidad, sino que Dios nos ha mandado a ser ejemplos, a brillar en medio de la oscuridad pero no para juzgar ni señalar, sino para amar y sostener. No se trata únicamente de hacer lo correcto ante tus ojos, sino también de ver que tus acciones no causen que otros mengüen en su fe. ¡Sé un ejemplo de amor y compromiso en tu relación con Dios! Permite que su amor edifique a los más débiles para que el cuerpo de Dios cada vez sea más fortalecido.

Conclusiones
Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él
. Somos lo que somos y sabemos lo que sabemos no para nosotros, sino para Él y por medio de Él. Entre más pasemos tiempo con Él reconociendo que todo lo que somos proviene de su gracia y su amor más podremos amar y edificar a otros. Levanta tu mirada, deja de perseguir tus metas personales, acércate al trono de la gracia para conocer a Dios y así entender el propósito por el cual te ha creado.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Acércate este día al trono de Dios, no como una religión, un ritual ni mucho menos una obligación. Acércate con sinceridad y honestidad, se vale incluso reconocer delante de Él cuando tienes flojera o desinterés en buscarlo, en medio de tu honestidad Él te enseñará a necesitar más de Él y a amarlo con la misma sinceridad con lo que te acercas a su trono.
2. Pídele a Dios que te enseñe a amar a los demás como Él te ha amado, que te ayude a balancear tu vida de modo que no veas únicamente por ti mismo sino que veas por los espejos laterales y el retrovisor de tu vida para considerar a quienes viajan a tu lado y necesitan de tu ayuda y tu ejemplo.

2 Comments

  1. Miladys Rivera

    October 23, 2017

    Me pareció muy interesante, muchas gracias y el Señor le Bendiga.

  2. Flory Cordero

    March 18, 2017

    Dios bendiga tu vida, buscado un mensaje que me guiará para darle ánimo a una hermana que esta pasando por una situacion encontré este mensaje. Y créeme que me traspasó hasta mis huesos, es una palabra que edifica tanto que uno vuelve cómo a nacer. Estoy muy edificada con esta palabra los felicito. Que el Señor les siga usando. Amén.

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.