Relacionándonos con los demás

Lectura de Hoy:
1a Corintios 7
(Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Por precio fueron comprados; no se hagan esclavos de los hombres.” 1a Corintios 7:23

Relacionándonos con los demás
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Si eres soltero y leíste el capítulo de  del día de hoy antes de el estudio seguramente estás pensando ¿qué de todo lo que leí tiene una aplicación para mi vida el día de hoy? El pasaje 7 de esta carta a los Corintios da muchos principios referentes a la relación matrimonial pero muchas otras veces ya hemos mencionado que más que leer la Biblia como una lectura diaria lo hacemos buscando conocer a Dios y su carácter. Cada porción de las Escrituras que leemos nos revela algo de Él y el capítulo de hoy no es la excepción. Veamos más allá del tema del matrimonio para encontrar los principios detrás de los consejos y recomendaciones que nos da Dios a través de las palabras del apóstol Pablo.

Dios es nuestra Relación más importante
El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor…
Tener nuestras relaciones interpersonales en orden es fundamental para que estas se desarrollen de manera sana y correcta. ¡Cuántos problemas no existen hoy en día dentro de las familias, los matrimonios y aún las organizaciones debido a faltas de respeto, problemas de autoridad o falta de orden e importancia! La persona o personas que decidas en tu corazón que tengan la prioridad número uno determinará la influencia más grande que habrá sobre tus decisiones, acciones, tus pensamientos e incluso tu concepto de ti mismo, será también esta persona a quien generalmente acudas a pedir consejo en tiempos buenos y no tan buenos. ¿Quién ocupa el primer lugar de tu corazón? ¿Tus amigos, tu escuela, tus habilidades, tu novia, el deseo de ser popular? Cuando permites que Dios sea el primer lugar en tu corazón y que su Palabra ejerza autoridad sobre ti, abres la puerta a que su Espíritu Santo te dirija y encuentras en Él consejo, amor y seguridad. La gran ventaja de que Dios sea el primero en todas tus relaciones es que ¡nunca te va a quedar mal! Dios es fiel por naturaleza, te ama más que nadie te ha amado ni te amará, te conoce mejor que nadie, y ha prometido que nunca se irá de tu lado. ¿Cómo sabemos cuando le estamos dando a Dios el primer lugar de nuestra vida? Lo sabemos cuando en nuestra agenda de cada día tenemos un tiempo para conocerlo y platicar con Él, cuando leemos sus palabras que nos ha dejado en la Biblia para aprenderlas y seguir sus principios, cuando lo consideramos antes de cada decisión y procuramos agradarlo a Él antes que a otros e incluso antes que a nuestros propios deseos y anhelos.

Dios y nuestras prioridades
En diferentes partes de la lectura de hoy Pablo deja en claro que Dios es nuestra prioridad, a los esposos les dice “No se nieguen el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparse sosegadamente en la oración“, así mismo aconseja a los solteros a ocuparse en Dios por encima de cualquier otro anhelo de su corazón. ¿Quiere esto decir que deberíamos ser todos solteros para servir a Dios? Vuelve a leer el versículo 6: “Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento“. En esta porción en específico de la Biblia, Pablo está dejando en claro que más que mandamiento está dando un consejo, así mismo menciona que casarse o no casarse es bueno en los dos casos aunque él considera que el soltero tiene mayor ventaja al tener más tiempo para Dios que el casado. Recordemos el inicio de la humanidad según Génesis, Dios creó un hombre y una mujer y declaró que no era bueno que el hombre estuviera sólo, sino que debían dejar su casa y a sus padres para unirse en una sola carne. ¿Entonces a qué se refiere Pablo? “Quisiera más bien que todos los hombres fueran como yo; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro“. Pablo está hablando de su experiencia personal, su trabajo de viajar, visitar iglesias y sufrir por el evangelio sumado a que el don que Dios había puesto en él de mantenerse soltero le permitía cumplir con su llamado de una manera única.

Y… ¿cuál es el principio detrás todo esto?
El principio detrás de estas porciones de la Biblia es que la actitud de nuestro corazón y nuestras decisiones deben siempre honrar a Dios por encima de cualquier persona, y, si Dios nos ha dado el don y el deseo de casarnos, ¡no debemos ignorarlo! pero tampoco debemos tomarlo a la ligera. Si vamos a casarnos debemos hacerlo para poner en segunda prioridad por encima de todas las demás relaciones a nuestra esposa o esposo y sus necesidades. Hoy en día las personas retardan cada vez más el momento de casarse por diferentes razones, pero tristemente una de las razones más comunes es porque ellos son su primera prioridad, los jóvenes están más interesados en el éxito personal, en viajar, en “disfrutar la vida” y en gastarse sus recursos en sus placeres personales que en comprometerse con una pareja para amarla y serle fiel toda la vida. Si no quieren comprometerse con un ser humano al que ven, ¡mucho menos les interesa comprometerse en conocer a Dios que no ven! De acuerdo al pasaje de hoy se han convertido en esclavos de sus propios deseos. Si ponemos atención a las palabras de Pablo notaremos que los valores de la fidelidad, el compromiso, el amor, la lealtad y el buen ejemplo deben ser parte de cada relación matrimonial. Si Dios no te ha diseñado con un deseo natural de mantenerte soltero (continencia) quiere decir que te diseñó para casarte y formar una familia, por lo tanto, hay parte de su propósito y de tu madurez y desarrollo que no se lograrán a menos que entres en esta etapa de matrimonio, ¡no retrases por deseos egoístas la vida de matrimonio y familia que Él tiene para ti!

Conclusiones
Cuando decidimos pedirle al Señor que tomara control de nuestras vidas, en realidad pasamos de ser esclavos de nuestros deseos y del reino de las tinieblas a ser sus siervos y sus hijos. Porque el que en el Señor fue llamado siendo esclavo, liberto es del Señor; asimismo el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo. Dios te ha creado para ser parte de un cuerpo, de una iglesia por la cual un día vendrá para llevarla a su lado. Las relaciones interpersonales, incluyendo las relaciones matrimoniales son elementos básicos que nos ayudan a no encerrarnos en nosotros mismos sino a aprender a poner los ojos en las necesidades de otros, las diferencias, discusiones y puntos de vista encontrados nos ayudan a ejercitar el amor, el perdón, la paciencia, la mansedumbre y por sobre todo nos permiten conocer nuestro corazón, tanto lo bueno como lo que debemos corregir. No fuiste diseñado para ser una persona individual y aislada, sino para amar y ser amado y aún más, para que el amor de Dios pueda amar a través de ti a quienes te rodean para que así otros puedan conocerle.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Pídele a Dios que te enseñe a amar a otros como Él te amó. Pídele también que te ayude a encontrar a la persona ideal con la cual puedas crecer, aprender y madurar a su lado, así mismo pídele que te prepare para amar de manera comprometida a esta persona y a serle fiel todos los días de tu vida. Cada etapa que Dios tiene para tu vida es una aventura y una bendición, ¡no retrases sus bendiciones! Disfruta de la vida que Él tiene para ti.

1 Comment

  1. Marya

    March 10, 2014

    Me encantan los estudios me siento súper bendecida de poder llevar más entendimiento a la palabra de Dios gracias… Bendiciones

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.