Jesús nuestro Representante

Lectura de Hoy:
Hebreos 7 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“…por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.” Hebreos 7:25

Jesús nuestro Representante
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Dentro del funcionamiento de la iglesia en el pueblo de Israel existían hombres nombrados sacerdotes quienes tenían diversas tareas dentro del templo, las tareas principales eran relativas a ofrecer sacrificios de animales para recibir a cambio por parte de Dios el perdón de sus pecados y de los del pueblo. Todo este ritual no era más que un preludio que preparaba el corazón de los judíos para que un día Jesús viniera a dar su vida en sacrificio para que Dios perdonara nuestros pecados. Entre los sacerdotes existía uno que era el encargado de todo lo que sucedía en el templo al cual se le llamaba Sumo Sacerdote. Este hombre era el único que tenía la autoridad de presentarse delante de Dios una vez al año y únicamente lo podía hacer para ofrecer el sacrificio, si este hombre tenía pecado en su corazón caía muerto instantáneamente al entrar a la presencia de Dios en el templo. Así que estar delante de Dios ¡provocaba un miedo inmenso dentro del corazón! Pero Jesucristo vino a cambiar la historia de los hebreos primeramente y después la historia de la humanidad.

Jesús el Sumo Sacerdote
Hubo muchos sacerdotes bajo el sistema antiguo, porque la muerte les impedía continuar con sus funciones; pero dado que Jesús vive para siempre, su sacerdocio dura para siempre.” La carta de los hebreos fue escrita primeramente para los judíos, para los israelitas que durante generaciones habían crecido con estas creencias y rituales de los sacrificios para la remisión de los pecados. A través de esta carta Dios les habla a todos los que han creído que Jesucristo es el Mesías para explicarles el plan de Dios. Cuando Jesús murió en la cruz lo hizo para tomar el lugar del sacrificio que se hacía de los corderos, decidió morir Él mismo para que ya nunca más fuera necesario hacer sacrificios para obtener el perdón de los pecados, pero no solamente para eso lo hizo, también lo hizo para que pudiéramos entrar con confianza delante de Dios, para abrirnos la puerta a experimentar una relación de Padre-Hijo con el Creador del Universo. Jesús como Sumo Sacerdote que tenía acceso delante de la presencia de Dios entregó su vida para cambiar la historia de la humanidad, llevó en sus hombros nuestros pecados para que mediante Él fuéramos perdonados cada vez que nos arrepintiéramos y nos volviéramos a Dios.

Jesús fiador de un Nuevo Pacto
“Por eso puede salvar —una vez y para siempre—a los que vienen a Dios por medio de él, quien vive para siempre, a fin de interceder con Dios a favor de ellos”. Cuando Jesús vino a cambiar “las reglas” lo que en realidad hizo fue venir a renovar el convenio o contrato, vino a establecer un nuevo pacto con los hombres. Mientras que en el antiguo pacto había hombres débiles y mortales quienes representaban a la humanidad delante de Dios una vez al año, ahora en el Nuevo Pacto habría un nuevo representante eterno que representaría a la humanidad ¡en todo momento delante de Dios! Jesús vino a ser fiador de un nuevo pacto. ¿Qué es un fiador? Un fiador es una persona que toma el lugar de un deudor y se compromete a pagar la deuda de dicho deudor (www.rae.es) El autor de la carta a los Hebreos nos está diciendo que ¡Jesucristo tomó nuestro lugar en la deuda del pecado y se comprometió con el Padre a  pagar la deuda! Ese compromiso lo llevó a la cruz y todo lo hizo ¡solamente por amor!

Jesús nuestro Salvador
La Biblia nos enseña en la lectura de hoy que Jesucristo permanece para siempre y puede salvar perpetuamente a los que por Él se acercan a Dios. ¡Por eso es que la única manera de acercarnos a Dios es mediante Jesucristo! Porque solamente Él mediante su resurrección en la cruz fue capaz de eliminar el sacrificio de los pecados y de acercarnos al Padre. ¡Ningún ser humano podría hacer esto! Ninguna persona ha sido jamás lo suficientemente santo y perfecto para entrar en la presencia de Dios sin temor a ser acusado de pecado. Únicamente Jesús en forma de hombre fue capaz de marcar una diferencia a nuestro favor. Él vino a salvarnos de nuestra condición de deudores y nos hizo hijos con libre entrada delante de la presencia de Dios nuestro Padre. Como dice Hebreos: Nos convenía un sacerdote así: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores y hecho más sublime que los cielos; que no necesita cada día ofrecer sacrificios primero por sus pecados y luego por los del pueblo; porque se ofreció a sí mismo una vez y para siempre, para salvarnos.

Conclusiones
¡Jesucristo nos ha dado mediante su sacrificio en la cruz una salvación grandísima! No hay otro camino al Padre, no hay otro intercesor, abogado ni representante que pueda entrar a la presencia del Padre para abogar por nosotros, si alguien te dice algo diferente a esto ¡es mentira! El pasaje de la lectura de hoy nos deja muy en claro lo que hizo Jesús por nosotros y como su obra es única e imposible de repetir, por eso recibió un nombre sobre todo nombre, por eso es nuestro Salvador, por eso necesitamos mantener siempre una relación personal con Él.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Dale gracias a Dios por enviar a su hijo a morir por nosotros, dale gracias a Jesús por el sacrificio de amor que hizo por ti y por mí en la cruz. Dale gracias por el nuevo pacto que vino a hacer a favor nuestro, por ser nuestro sacerdote santo, sin mancha y perfecto y por ser nuestro salvador.

No Comments

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.