La Autoridad de la Biblia

Lectura de Hoy:
Hebreos 4 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4:12

La Autoridad de la Biblia
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

La obediencia es una decisión, es un acto de la voluntad. La obediencia existe cuando reconocemos la autoridad de alguien sobre nosotros y decidimos cumplir su voluntad en nuestras vidas. Si reconocemos la autoridad de las señales de tránsito decidimos detener la marcha del auto cuando la luz está en rojo; si reconocemos la autoridad de un profesor decidimos guardar silencio cuando entra al salón; si aceptamos la autoridad del jefe de la empresa donde laboramos decidimos entregar los reportes que nos solicite y cumplir de manera puntual con los horarios requeridos. ¿Lo notas? Cuando entendemos que nuestra vida es dirigida por ciertas autoridades, decidimos voluntariamente obedecer las reglas y lineamientos que estas autoridades han establecido. ¡Así de sencillo! La Biblia es la Palabra de Dios, Dios es nuestra autoridad máxima por lo que las Escrituras tienen total autoridad sobre nuestras vidas. ¿Reconoces a la Biblia como tu autoridad?

Sin Obediencia no hay Autoridad
John Maxwell mencionó en alguno de sus libros que un líder que camina sin que nadie lo siga no es más que una persona solitaria dando un paseo. De la misma manera, una autoridad a quien no obedecemos es una autoridad que no aceptamos en nuestra vida. Este fue uno de los problemas que tuvo el pueblo de Israel en el desierto después de salir de Egipto. Sabían que Dios existía y habían visto sus señales y milagros pero no aceptaban completamente su autoridad. Cuando venían necesidades o situaciones que no les agradaban, olvidaban la autoridad de Dios y comenzaban a criticarlo y murmurar contra Él y el líder que había puesto sobre ellos, Moisés. La Biblia nos revela por qué terminaron apartados de Dios muriendo en el desierto sin alcanzar la tierra prometida: no les aprovechó el oír la palabra por no ir acompañada de fe en los que la oyeron, el problema que había es que no tenían fe porque en su corazón seguían reconociendo como autoridad a su propio egoísmo e incluso hasta a los dioses de los egipcios por encima de la autoridad de Dios.

Sin Conocimiento no hay Obediencia
¿Cómo obedeceremos una regla que no conocemos o lo que una autoridad desea si no la escuchamos primero? Si no estudiamos la Biblia, ¿cómo esperamos vivir bajo su autoridad y obedecerla? La Biblia está llena de la vida de Dios, lo que está escrito en ella tiene el poder de afectarnos de manera que entendamos lo que Dios desea y espera de nosotros; tiene la agudeza y fuerza para entrar a lo más profundo de nuestros anhelos y deseos y así mostrarnos los motivos detrás de nuestras acciones y las razones por las cuales nuestro ánimo se encuentra bien o mal; tiene la luz de Dios de una manera tan fuerte que al exponernos a ella las intenciones de nuestro corazón y los pensamientos más privados que tenemos quedan completamente revelados. Es hasta que nos adentramos en las Escrituras de nuestro Señor que podemos conocer lo que Dios quiere de nosotros, sólo entonces, podemos decidir aceptar la autoridad de la Biblia y obedecerla, hasta que nos hemos decidido a estudiarla y conocerla.

El conocimiento de la Biblia nos revela a Jesús
Leer la Biblia no es una rutina o ritual más con el que debemos cumplir en nuestra vida cristiana. La Biblia es la fuente de la cual debe fluir nuestra vida cristiana, no es una obligación leerla, ¡es una necesidad! Cuando leemos la Biblia buscando conocer a Dios nos encontramos con Jesús y su carácter plasmado a lo largo de cada uno de los libros y cartas que la conforman. La carta de los Hebreos nos revela de Jesucristo en el capítulo de hoy que tenemos a un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios. Un sacerdote que se compadece (comparte nuestro sentir y dolor) de nuestras debilidades, uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza pero sin pecado, cuando hemos entendido esto podemos acercarnos con confianza ante el trono de la gracia del Padre para alcanzar su misericordia y hallar la gracia y el poder que nos ayudan a vencer el pecado y ser libres de toda esclavitud del mundo.

Conclusiones
No hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta
. Cuando nos acercamos a la Palabra de Dios se nos es revelado quiénes somos en realidad y cuáles motivos e intenciones dirigen nuestra vida. Nuestros anhelos, pensamientos, defectos y acciones quedan al descubierto. ¿Qué hacemos cuando esto sucede? Tenemos dos opciones: ignorar lo que leímos simulando que era para alguien más y endurecer nuestro corazón o; reconocer la autoridad de la Biblia y obedecerla. Cuando obedecemos, una revelación del Hijo de Dios llena nuestras vidas y comienza a cambiarnos desde dentro hacia fuera. ¿En qué nivel de autoridad tienes a la Palabra de Dios en tu vida? Donde está tu tesoro estará tu corazón, ¿está tu corazón en la Palabra de Dios?

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Si te has dado cuenta que tienes mucho tiempo escuchando la Biblia o leyéndola sin tener fe en ella o bien sin reconocerla como autoridad total sobre tu vida, haz un alto en tu vida cristiana y ábrele tu corazón a Dios. Pídele perdón por no obedecer su Palabra, incluso por ni siquiera interesarte en conocerla y dile que te de entendimiento para comprender todo lo que en ella viene y revelación para conocerle.
2. Comprométete a leer la Biblia cada día buscando conocer el carácter de Jesús, con el paso de los días y las semanas te sorprenderás de lo viva y eficaz que es la Palabra de Dios cuando reconocemos su autoridad sobre nuestras vidas.

1 Comment

  1. Silvia

    October 6, 2017

    Gracias por los tradicionales. La verdad son muy edificantes.

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.