Firmes en nuestra Confianza en Dios

Lectura de Hoy:
Hebreos 3 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio.” Hebreos 3:14

Firmes en nuestra Confianza en Dios
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Desde pequeño crecí en una familia cristiana, tengo memorias mías de muy pequeño cuando tenía miedo de la obscuridad o de los ladrones y me ponía a orar y pedirle a Dios que nos cuidara a mí y a mi familia. Tengo casi 30 años de asistir a alguna iglesia cristiana, durante estos años me ha tocado conocer mucha gente que ha llegado y ha permanecido, así como me ha tocado ver a muchos otros que llegaron entusiasmados pero se extraviaron en su fe y abandonaron el camino de Dios. Me es difícil imaginar que alguien que haya llegado a los pies de Dios decida un día dejar de creer en Él y agradarle, pero esto no es algo nuevo, el mismo pueblo de Israel que vio milagros impresionantes cuando fue libre de los egipcios terminó en su mayoría muriendo en el desierto dudando de Dios. ¿Cuáles son las razones por los que una persona puede alejarse de Dios? Estudiemos lo que pasó con el pueblo de Israel y lo que se nos cuenta en este tercer capítulo de la carta a los Hebreos para entender estas razones.

Fidelidad de Dios y hacia Dios
Los cimientos de la fidelidad son el amor y la gratitud. Decidir estar a lado de alguien en todo momento cuidando sus espaldas, apoyándolo, amándolo y entregando todo por tal persona no puede ser posible si no hay amor y gratitud de por medio. Jesucristo demostró su fidelidad hacia Dios dando su vida por nosotros y demuestra día tras día su fidelidad cuando nos perdona de nuestros pecados y nos permite conocerle más a través de Su Palabra y su revelación. Pero, ¿qué hay de nosotros? El primer paso que uno da en el camino que lo aleja de Dios es el dejar de amarlo y tener gratitud por lo que hizo al enviar a su Hijo por nosotros. Cuando olvidamos de dónde nos sacó Dios, cómo fue que su amor nos aceptó y cambió, cuánto sufrió Jesús en la cruz y cómo fue que Dios nos puso en alto, corremos el riesgo de que nuestro corazón se endurezca.

Vagando en el Corazón
¿Te imaginas entrar en una relación de amor con un novio o novia? Los primeros días y hasta meses ¡todo es pura felicidad! Las emociones y sentimientos trabajan horas extra haciéndonos sentir literalmente que flotamos. Pero, ¿te imaginas que entraras en esta relación de amor y que a partir del instante en que el noviazgo empieza tu novio/novia dejara de interesarse en conocerte o mostrarte su amor?, ¿cómo te sentirías? Sin duda alguna, el amor que un día existió se iría desvaneciendo en un mar de dudas, confusiones y resentimiento hasta que la relación terminaría por marchitarse. Si sabemos qué cosas hacen que una relación termine, ¿por qué permitimos que eso pase con nuestra relación con Dios? Llegamos un día a la iglesia y fuimos cambiados por su amor, nuestras emociones estaban al tope, pero nunca nos decidimos a leer su Palabra cada día, a involucrarnos en servir en una iglesia ni a pasar tiempo cada día en oración. Aunque sabíamos que lo que todo cristiano debe hacer es orar y leer la Biblia, decidimos vagar en nuestro corazón por la iglesia sin invertir en una relación personal con Dios. ¿Cómo esperamos que nuestro amor por Dios crezca si no invertimos tiempo en Él? ¡La falta de interés y compromiso harán que tu corazón se endurezca! La incredulidad crece cuando la Palabra de Dios no está presente.

Viviendo a la ligera
Lo contrario a firmeza es algo blando, débil o fácil de llevar de un lado para otro. La vida cristiana requiere firmeza espiritual, física y emocional cada día. Seguir a Jesús implica tomar la cruz cada día y seguirle, es un compromiso y un esfuerzo que renovamos mañana tras mañana. Si somos inconstantes en nuestra relación con Dios, la incredulidad, el desánimo y la desobediencia toman control de nuestra vida y debilitan nuestra fe hasta dejar nuestro corazón frío y endurecido. ¿Cómo es posible que los israelitas que vieron milagros tan grandes como el mar abierto en dos, el maná cayendo cada mañana, una columna de fuego guiándolos cada noche, plagas terribles acabando con Egipto sin afectarlos a ellos, y muchísimos milagros más se hayan olvidado del Señor?, ¿cómo es posible que personas que tuvieron una experiencia tan fuerte y real con Dios terminaron muertos en el desierto con un corazón lleno de incredulidad y desobediencia? La razón es que en su corazón nunca tomaron la decisión firme de conocer y creer en Dios sin importar lo que viniera.

Conclusiones
Si vivieras en los tiempos de los israelitas, ¿hubieras sido de los dos únicos hombres de toda la nación que pudieron entrar a la tierra prometida o de los miles que dudaron de Dios y fueron inconstantes en su caminar con Él? En la lectura de hoy encontramos lo siguiente: “si oyes hoy su voz no endurezcas tu corazón“. Dios te ha traído hasta este renglón de este estudio para decirte que no endurezcas tu corazón ante lo siguiente: Si no decides firmemente buscar a Dios todos los días leyendo la Biblia y orando, nunca conocerás a Dios por experiencia personal ni madurarás en tu fe para cumplir el propósito por el que te llamó. No importa a cuántas reuniones cristianas vayas ni cuántos hombres de Dios oren por ti, no importa cuántas buenas obras hagas por los demás, si no pasas tiempo para conocer a Dios corres el riesgo de que cuando llegues delante de su Presencia el día del juicio te diga: ¿Por qué me dices Señor si no hiciste lo que te mandé?, no te conozco, apártate de mí. Si Dios es tu Señor necesitas hacer su voluntad, si no lees la Biblia buscando conocerle ¡cómo esperas hacer y entender su voluntad para tu vida! La Biblia y la oración de cada día son el inicio de una vida apegada a Dios, la falta de lectura bíblica y de oración son el inicio de un camino que lleva a un corazón frío y endurecido. ¿Por qué camino llevas tu cristianismo?

Ideas para tu Oración de Hoy
1.  Si Dios te ha mostrado que no eres constante en buscarlo, ¡haz una oración en este momento para arrepentirte y pedirle su ayuda! Pero ora con todas tus fuerzas, pídele que te de coraje y valor para seguirlo, pídele que te de su gracia para agradarlo, pídele que te de la inteligencia espiritual para entender la Biblia cuando la lees, pídele que te recuerde cada día mediante su Espíritu Santo de leer la Biblia y orar. ¡Pero pídelo con todo tu corazón! Deja que un anhelo por Él nazca dentro de ti.
2. Comprométete firmemente, no de manera blanda, débil o inconstante, firmemente, de una manera tal que nada ni nadie te mueva de este compromiso. Comprométete a leer la Biblia cada día sin parar y a orar cada día entregándole el día y pidiendo su mano y sabiduría para todo lo que el día traiga. Te espero cada día aquí en www.deblogcional.com para conocer más de Dios y juntos fortalecer nuestro compromiso con Él y su Palabra.

7 Comments

  1. Noemi

    April 22, 2017

    La fidelidad de Dios es grande, su amor es incomparable, no hay nadie como el.
    Les dejo un afectuoso saludo desde
    mi blog http://www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

  2. admin

    April 8, 2015

    Ciria, Dios siempre nos escucha. Lo que pasa es que nosotros no sabemos escucharlo cuando nos contesta. La vida cristiana sin leer la Biblia difícilmente crecerá. Entre más la leas y crezcas en el conocimiento de Dios más fácil podrás escuchar lo que te está hablando. Ánimo!

  3. jair

    April 7, 2015

    excelentes palabras , hablo a mi vida que Dios los siga utilizando a si como a mi me golpeo duro esta enseñanza se q a muchos les seguirá hablando bendiciones

  4. alma

    March 22, 2015

    DIOS hablo a mi corazón

  5. ciria

    March 22, 2015

    Excelente!me encantó..es mi problema..No leo la biblia..oro pero tal vez no sea sincero..mi oracion…por eso no oye..

  6. Sandra

    July 19, 2013

    Encantada y feliz de aprender cada dia

  7. gloria

    July 13, 2013

    GRACIAS POR SUS ENSEÑANZAS

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.