Jesús: Nuestro Hermano Mayor

2013
07.18

Lectura de Hoy:
Hebreos 2 (Da un click en el pasaje para leerlo)

Versículo para memorizar:
“Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos.” Hebreos 2:11

Jesús: Nuestro Hermano Mayor
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Soy el quinto de seis hijos, de los cuatro hermanos que tengo mayores a mí dos son hombres, el mayor me lleva 10 años de edad. Recuerdo que durante la primaria el saber que en la escuela había dos hermanos míos mayores que podían defenderme de cualquiera que quisiera molestarme era una seguridad adicional. El poder decirle a quien quería tomar ventaja sobre mí: “déjame en paz o le dijo a mis hermanos” era una buena salida de escape de varios problemas. Saber que una persona que nos ama, que nos conoce bien, que tiene la fuerza e inteligencia para defendernos y librarnos de de angustias y temores está cerca y de nuestro lado ¡es un grandísimo alivio! Jesucristo es el mayor de una gran familia de la que todos los que hemos creído en Él venimos a ser parte, Él es nuestro hermano mayor, y de todos los hermanos mayores que pudiéramos tener, Él es mayor que todos.

Jesús vino a Salvarnos
Si mal no recuerdo, una de las primeras escenas de la segunda película de Narnia comienza con una pelea entre el mayor de los cuatro niños contra varios chicos que lo molestaban, de pronto cuando la pelea parecía que se venía encima de él, de entre la multitud saltó su hermano para nivelar las acciones y defenderlo. Cuando los problemas, la depresión y todas las obras de las tinieblas nos tenían contra la pared golpeándonos sin parar, de en medio de de la oscuridad salió Jesús para defendernos, rescatándonos y derrotando a todos nuestros enemigos hasta ponerlos bajo nuestros pies. ¡No olvidemos el alto precio que Jesús pagó en la cruz por salvarnos! Escuchemos con cuidado y prontitud todo lo que Él nos ha hablado en su palabra, no descuidemos la salvación tan grande que nos ha dado mas bien dejemos que sus milagros y señales fluyan a través de nosotros mediante su Espíritu Santo para que otros puedan conocerle y ser parte de la familia de Dios.

Jesús vino a vivir entre sus hermanos
Sabiendo que todos somos hijos de un mismo Dios, Jesús derramó todo su amor sobre nosotros. A pesar de nuestros errores y constantes fallas no se avergüenza de llamarnos hermanos, ¡al contrario! Vino a vivir en carne y hueso participando de las mismas tentaciones y angustias de la vida humana para darnos libertad. Sabiendo que muchos vivían con temor a la muerte porque no sabían qué seguiría después o no querían vivir una eternidad sin Dios, vino a destruir por medio de su muerte a quien tenía el imperio de la muerte, al diablo. De modo que cuando el día de nuestra muerte venga, en lugar de tener miedo, tengamos confianza y esperanza de que vamos al Reino de los Cielos a disfrutar una eternidad a lado de nuestro Padre y nuestro hermano mayor.

Jesús vino a lavar nuestros pecados
Un buen hermano mayor es quien te ayuda a amarrar las cintas de los zapatos cuando todavía no aprendes, es quien te enseña a andar en bici, quien te pasa el bote de galletas de arriba del refrigerador cuando no lo alcanzas, es quien te soba cuando te golpeas y hasta limpia tus heridas cuando te cortas; es quien te carga cuando estás lastimado y quien te perdona una y otra vez cada ofensa que le haces intencional o accidentalmente. Así es el amor de Jesús por nosotros, un amor desinteresado, fiel, lleno de misericordia y compasión, un amor que vino a borrar nuestros pecados decidiendo Él pagar por nuestras faltas en la cruz; un amor tan perfecto que sabiendo que solamente mediante la santidad veríamos a Dios, al vernos sucios en pecado nos lavó con su sangre, limpió nuestras heridas y nos trajo santos delante del Padre.

Conclusiones
Jesús fue coronado de gloria y de honra a causa del padecimiento de la muerte. No hay mayor amor que uno ponga la vida por sus amigos, Él puso la vida por un montón de personas llenas de errores y separadas de Él, dio su vida por humanos infieles que ni le conocían, y lo hizo porque sabía que un día llegaríamos a conocerle, llegaríamos a ser sus hermanos menores, decidió amarnos cuando no eramos capaces de agradarle aún. Jesús no ha dejado de vivir entre sus hermanos, no ha dejado de lavar nuestros pecados cuando nos arrepentimos y acercamos a Él y  tampoco ha dejado de ofrecer Salvación a quienes le buscan de corazón. Jesús quiere dirigir con su amor tu vida, ¡ábrele tu corazón y déjalo entrar!

Ideas para tu Oración de Hoy
1.  Tómate unos minutos para darle gracias a Jesús por la salvación tan grande que te ha dado, dale gracias por su amor, por su ayuda, por su misericordia, por la vida que te ha dado y por la eternidad que estaremos juntos con Él.
2. Pídele a Jesús que sea tu hermano mayor, que sea tu salvador. Pídele que venga a vivir a tu corazón, que te lave de tus pecados y sea el Señor de tu vida, búscalo en la Biblia, conoce más de Él, deja que te guíe por caminos seguros, entrégale tu corazón.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Your Reply