Conociendo más del Hijo de Dios

Lectura de Hoy:
Hebreos 1 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros.” Hebreos 1:9

Conociendo más del Hijo de Dios
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

El libro o epístola (carta masiva enviada a muchas personas) de los Hebreos no comienza hablando de su autor, algunos creen que fue escrita por el apóstol Pablo pero nadie lo sabe con seguridad. Lo que sí sabemos con seguridad es que fue inspirado por Dios y escogido por Él para ser parte de la Biblia pues en él encontramos plasmado parte del carácter de nuestro Señor. Esta carta nos comienza hablando sobre el Hijo de Dios: Jesucristo, aquel que muchos hebreos rechazaron y pidieron que fuera crucificado, pero para quienes sí creyeron en Él, fue y sigue siendo el Mesías y Salvador esperado por generaciones. Este primer capítulo nos menciona características del Hijo de Dios, de las cuales podemos aprender mucho para desarrollarlas en nuestra propia vida.

El Camino al Padre
Jesús vino al mundo para reconciliarnos con Dios, mediante su muerte y resurrección lavó nuestros pecados para santificarnos y justificarnos y así poder estar delante del trono del Padre. Jesús abrió el camino, rasgó el telón, quitó lo que nos separaba de tener una relación personal con Dios cada día. ¡Ya no es necesario acercarnos al Señor a través de otros hombres o ciertos métodos o sacrificios! Dios está al alcance de una oración. Mediante una oración aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador y Él mismo nos dijo que es el camino, la verdad y la vida, y nadie puede ir al padre sino es por Él. Si no has conocido a Jesús, ¡todavía no has podido llegar al Padre! Hay un solo camino, un sólo mediador, una sola manera de presentarnos delante de Dios: lavados por la sangre de Cristo teniéndolo como Salvador, abogado y propiciación por nuestros pecados.

La Imagen de Dios
Jesús es Dios mismo hecho hombre, la Biblia nos enseña en la lectura de hoy que es el heredero de todo, por Él se hizo el universo; es el resplandor de la gloria y la imagen misma de la sustancia del Padre, es quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder. ¡Nadie sino el mismo Dios puede tener todas estas características! Como humanos, estamos limitados a nuestro cuerpo físico, no podemos vivir fuera de él ni mucho menos habitar otros cuerpos, cuando tratamos de ver a Dios como un ser humano no comprendemos que Él pueda hacerse hombre y siga siendo Dios en el Cielo, ¿acaso son varios dioses? En ninguna manera. Dios no está limitado a un cuerpo, al tiempo o al espacio, ¡no tiene límites! La sustancia y esencia de Dios que llena todo el universo tomó forma de hombre para vivir entre nosotros.

El Hijo de Dios
Dios mediante esta carta a los hebreos dice de Jesús: Mi hijo eres tú, yo te engendré. Le manda a los ángeles que le adoren, declara que Jesucristo es un Rey con un cetro de justicia en su mano, revela que Jesús permanece por siempre siendo el mismo y que sus años no acabarán, además está sentado a la diestra de la Majestad del Padre y bajo el estrado de sus pies están todos sus enemigos. ¡Jesús es digno de toda adoración! Él tiene todo el poder, toda la herencia, toda la autoridad, un nombre sin igual. Cuando el Hijo de Dios viene a vivir en nuestro corazón, su esencia y sus cualidades invaden nuestra vida. Con Jesucristo en nuestras vidas, recibimos eternidad, pues al morir somos llamados al Reino de los Cielos a su lado; al dirigir Él nuestra vida sabemos que es un Rey Justo que no cambia; al conocer que está a la diestra del Padre sabemos que lo tenemos como abogado a nuestro favor, lavando nuestros pecados y permitiéndonos acceso al trono de Dios; finalmente, cuando el Hijo de Dios toma el control de nuestra vida, pone a nuestros enemigos por debajo de nuestros pies.

Conclusiones
El Padre dijo de su hijo: has amado la justicia y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios con óleo de alegría más que a tus compañeros. Somos hijos de Dios, hermanos de Jesús quien es el primogénito de todos nosotros, cuando Él vive dentro de nosotros podemos ser como Él y tenemos acceso a las bendiciones, promesas y herencia que pertenecen a los hijos de Dios. Podemos entender entonces que si amamos la justicia y aborrecemos la maldad, Dios mismo nos cubrirá con alegría de tal manera que los demás a nuestro alrededor sabrán que hay algo en nosotros que ellos desean tener. Deja que Jesucristo sea tu Salvador y único camino al Padre, ama sus palabras y su justicia para que recibas y disfrutes el óleo de alegría que el Padre tiene para ti

Ideas para tu Oración de Hoy
1.  Haz una oración para darle gracias a Jesús por todo lo que ha hecho por ti. Dale gracias por su amor, su salvación, su justicia, por defenderte de tus enemigos y ponerlos bajo tus pies. Agradécele su sacrificio en la cruz y el permitirte ser limpio para entrar delante de la presencia de Dios.

1 Comment

  1. Gloria

    March 19, 2015

    muy lindo esto nos ayuda tanto a comprender que es lo que quiere Dios de nosotros, a crecer espiritualmente que es lo que en estos momentos que estamos viviendo de tantas cosas malas que estan sucediendo nos ayuda a comprender que debemos ser mejores cada dia, a tolerar, a amar a nuestro projimo, de ayudar a los mas necesitados, en fin es una leccion de vida muy grande ojala la pusieramos en practica todos los habitantes de este mundo, y agradecerle tantas cosas que nos proporciona, pero que cada dia queremos mas y mas asi no lo necesitemos.Gracias.

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.