Amando a Dios de Verdad

Lectura de Hoy:
1a Juan 3 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“No amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.” 1a Juan 3:18

Amando a Dios de Verdad
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

¿Cuál es el día más feliz que has tenido en tu vida? Tal vez pienses en más de uno, podría ser el día que te casaste,  tal vez cuando te graduaste, cuando encontraste el amor de tu vida o cuando te dieron tu primer coche. Hay personas a quien les sería más fácil y más rápido contestar, por ejemplo, el día más feliz de un preso sería cuando fue liberado, el día más feliz para un enfermo terminal podría ser cuando milagrosamente fue sanado, el día más feliz para unos padres podría ser cuando nacieron sus hijos, etc. Pregúntate ahora, ¿cuál ha sido el día más feliz que has tenido en tu experiencia con Dios? Tal vez el día que le aceptaste como Señor y Salvador para nacer a una nueva vida, tal vez cuando Dios contestó alguna oración que parecía imposible de resolver o tal vez cuando alguien cercano a ti fue conmovido por tu fe y se acercó a Dios para conocerle. La vida cristiana ha sido diseñada por Dios para que, a pesar de las pruebas y tormentas, disfrutemos en todo momento de su amor, su poder y su pasión por nosotros. Nuestra esperanza y mayor alegría en el corazón debería ser el pensar que ¡un día estaremos cara a cara frente a Él por toda la eternidad! La gente más feliz de la tierra debería de ser los Hijos de Dios.

El grande amor de Dios
¡Vean que amor tan grande nos ha dado Dios al adoptarnos en su familia para que seamos llamados sus hijos! Dios nos ha cambiado el apellido, en lugar de pertenecer a la oscuridad ahora somos hijos del Dios todopoderoso. El apóstol Juan menciona en este capítulo 3 de su primera carta que todos aquellos que tengamos la esperanza de verle debemos purificarnos a nosotros mismos, cuidar lo que hacemos y ser prontos para confesar nuestras faltas y arrepentirnos cuando pequemos. Recordemos que el Hijo de Dios apareció para quitar nuestros pecados. ¡Su amor es perfecto! Nos cambió la vida, nos dio un nuevo corazón, nos cambió de nombre, nos dio una herencia eterna y, si alguna vez fallamos, nos dio su perdón y su gracia para seguir adelante.

Correspondiendo a su Amor
¿Quién querría vivir lejos de alguien que lo amara perfectamente a pesar de conocer todo lo bueno, lo feo y lo más feo de él? ¡Nadie! ¿Por qué nos resistimos a su amor? ¿Por qué nos detenemos de permanecer en Él? El apóstol Juan nos recuerda en el pasaje de hoy que debemos permanecer en Él, pues únicamente estando a su lado podremos vivir sin pecado. Dios espera que en respuesta a su amor vivamos en santidad y amemos a los demás de la misma manera que Él nos ha amado, ¿cómo es esto? Que perdonemos como Él nos perdona, que tengamos paciencia y seamos bondadosos como Él lo hace con nosotros, que aprendamos a escuchar, ayudar y guiar así como Él lo hace día con día con nosotros. Una de las mejores maneras de corresponder a su amor es dando la vida por los demás para que los demás puedan conocer el amor de Dios. ¡Dios desea que todos le conozcan!

Amando de Hecho y en Verdad
La principal diferencia entre alguien que ama a Dios y alguien que nunca le ha conocido es el estilo de vida que cada uno de ellos lleva. Los que no conocen a Dios, de acuerdo a la Biblia, nacieron en este mundo, en el reino de las tinieblas y sin Dios no tienen otra alternativa que dejar que el diablo dirija sus vidas. Alguien controlado por el diablo practica el pecado, ama la injusticia y se ama tanto a sí mismo y sus deseos egoístas que aborrece a los demás. Los que conocemos a Dios no practicamos el pecado, amamos a nuestros hermanos, defendemos la verdad de la Palabra y vivimos de manera justa en cualquier momento bajo cualquier circunstancia. Si éstas dos naturalezas son tan diferentes ¡no debería extrañarnos si la gente que no le conoce llegara a estar en nuestra contra! Prácticamente somos opuestos a todo lo que ellos conocen. ¿Cómo conocerán los demás a Dios? Cuando con nuestros hechos mostremos que somos diferentes, cuando la verdad que hablemos la vivamos de manera intachable, cuando dejemos que el amor de Dios cubra las faltas de los que nos rodean y estemos dispuestos a poner la otra mejilla y llevar la carga una milla extra.

Conclusiones
Sabemos que somos de la verdad y que nuestros corazones están seguros en Él cuando dejamos que Dios nos muestre en nosotros lo que está mal y lo corregimos. Habrá momentos en nuestro caminar con Dios que nuestro corazón no detectará lo que está mal, pero Dios siempre lo hará. Alguien que ama a Dios y pasa tiempo con Él aprende a escucharlo en medio de las dudas del corazón. ¿Cómo podemos hacerle para que Dios intervenga cuando nuestro corazón titubea? El apóstol Juan dice que recibiremos lo que pedimos porque guardamos sus mandamientos y hacemos las cosas que le agradan. El que guarda los mandamientos permanece en Dios y Dios permanece en él. Dios nos ha amado desde el principio de una manera ilimitada y total, debemos corresponder a su amor viviendo de manera ejemplar y guardando sus mandamientos para poder ser como Él y escucharlo aún cuando nuestro corazón quiera llevarnos por caminos que no nos harán bien. Amemos no solamente de palabras, no digamos que somos cristianos, vivamos como cristianos; no digamos que amamos a Dios, demostrémosle nuestro amor con nuestro estilo de vida; no digamos que conocemos a Dios, pasemos tiempo en oración y leyendo su Biblia para que todos vean que Dios está con nosotros aún antes de decírselos.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Pasa un tiempo en tu oración de hoy agradeciéndole a Dios por su grande amor por ti. Dale gracias por la salvación que te hadado, por perdonarte tus pecados, por darte una vida nueva. Deja que la gratitud y el amor fluyan de tu corazón.
2. Pídele a Dios que te ayude a conocer las áreas de tu vida en las que debes pasar de las palabras a la acción, de las promesas a los hechos. Esfuérzate por vivir en santidad y permanecer en Él en oración y en la Lectura de la Biblia, nuestra obediencia refleja el nivel de compromiso y amor que tenemos por Él.

1 Comment

  1. maria espinoza c

    February 24, 2016

    Gracias, hermoso msj, Dios los siga usando y sigan siendo hacedores de la palabra y ejemplo de los que leemos estos bellos msj

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios