Enfrentando nuestras Pruebas y Tentaciones

Lectura de Hoy:
Santiago 1 (Da un click en el pasaje para leerlo)

Versículo para memorizar:
“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.” Santiago 1:12

Enfrentando nuestras Pruebas y Tentaciones
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

El primer capítulo del apóstol Santiago a los judíos es uno de los capítulos que mayor enseñanza nos dan acerca de qué son las tentaciones y cuál es su con las pruebas así cómo de qué manera debemos enfrentar ambas para poder vencerlas. Haz una oración y pídele a Dios que al ir leyendo estos principios cobren vida en tu corazón.

Las Pruebas
Las pruebas son instrumentos con los que se pretende demostrar y hacer manifiesta o visible la verdad o falsedad de algo. (www.rae.es) La Biblia nos enseña que en nuestro caminar con Cristo nos encontraremos con pruebas de nuestra fe, es decir, con eventos, personas o experiencas que demostrarán y harán visible si tenemos o no fe en Dios. El apóstol Santiago nos dice que debemos alegrarnos en medio de las pruebas ¿por qué?, porque son oportunidades únicas de demostrarle a quienes nos rodean nuestra fe en Dios, pero también para recordarnos a notros mismos y a nuestro Señor que tenemos un firme compromiso de amarle y seguirle sin importar lo que pueda venir.

¿Cómo enfrento mis pruebas?
Resistiéndolas con mucha paciencia y sabiduría. Las pruebas tienen un período de duración, un principio y un final. ¡No durarán para siempre! Y además de tener un tiempo tienen un propósito, hay una parte de tu fe que será llevada hasta el punto donde puedas comprobar si estás listo para creerle a Dios o no. Sabiendo esto, necesitas tener paciencia manteniéndote perfecto y completo (cabal), es decir, en medio de las pruebas es fácil que nos desanimemos y desesperemos tanto que comencemos a dudar de Dios, es común que no sepamos qué decisión tomar y al estar bajo presión nos olvidemos de Él. Es ahí donde además de paciencia necesitas pedirle a Dios sabiduría, quien la da abundantemente a todos aquellos que pasan por las pruebas, pero necesitas pedirla sin dudar y manteniendo un ánimo constante. ¡No dejes que aquello que no puedes comprender o explicar haga que tu fe y tu paz se tambalen y se vengan abajo! Necesitas tomarte fuerte de Dios, abrazarlo, recordar los versículos de la Biblia que te inyectan fe y decidir creer firmemente, al hacerlo Dios te dará de su sabiduría para tomar las mejores decisiones hasta que la prueba haya cumplido su propósito en ti.

Las Tentaciones
Las tentaciones son incitaciones, provocaciones o estímulos que te llevan a desear algo. (www.rae.es) A diferencia de las pruebas, la Biblia enseña que las tentaciones no vienen de Dios pues Él no puede ser tentado por el mal ni tienta a nadie. ¿De dónde vienen entonces las tentaciones? La respuesta inmediata generalmente es: “¡del diablo!”. Y aunque es verdad que Satanás nos tienta, la tentación no es algo fuera de nosotros que el enemigo viene y nos inyecta o introduce, sino que nace dentro de nosotros mismos y el diablo aprovecha para alentarla y estimularla. Dios nos revela a través de Su Palabra cómo es una tentación. Al igual que la prueba, la tentación tiene un período de duración con un principio y un final, así como un objetivo, aunque en este caso el objetivo es claro: separarnos de Dios. La tentación nace cuando permitimos que algo que vemos o escuchamos nos provoca a tener deseos desordenados (concupiscencia); cuando estos deseos de placer comienzan a crecer tenemos una última oportunidad de decidir cortar con ellos y volver a Dios, antes de dejarnos seducir y atraer por ellos, si no cortamos con ellos a tiempo entonces una pasión dentro de nosotros cobra vida (concibe) y nos guía a hacer lo malo delante de Dios (pecado), y una vez que hemos pecado, el pecado nos genera muerte espiritual y nos separa de Dios.

¿Cómo enfrento mis tentaciones?
Las tentaciones se enfrentan de distinta manera según la etapa en la que se encuentren o según la fuerza que tengan sobre nosotros. El versículo 12 nos llama a soportar las tentaciones pero ¿cómo se soporta una tentación? Cuando una tentación está en la etapa inicial en la que algo nos comienza a provocar deseos de placeres incorrectos, necesitamos cortar con ella, esto se hace decidiendo en ese momento apartarnos de lo que nos está causando la tentación, ya sea una persona, una película, una historia, una conversación o lo que sea; cuando nos apartamos y nos damos cuenta que la tentación ya ha crecido a la etapa en que la seducción y atracción están empujándonos hacia una pasión sin control necesitamos ser mucho más agresivos, necesitamos ¡huir de la tentación! Ya sea yéndonos físicamente de un lugar, haciendo una oración en voz fuerte clamando por ayuda a Dios, llamándole a algún amigo o líder que te ayude o bien, haciéndote acompañar por alguien, solemos encontrar fuerza para resistir la tentación cuando nos acompañamos de personas ajenas a nuestra tentación.

Conclusiones
El apóstol Santiago termina el capítulo dando algunos consejos extras para enfrentar nuestras pruebas y tentaciones:
1. Recuerda que en Dios no hay sombra de variación. Lo que ayer era pecado hoy lo sigue siendo. Lo que te hizo caer en tentación una vez lo hará siempre. A veces creemos que Dios nos da permisos especiales para hacer cosas que están “solamente un poco mal”, creemos que no nos harán daño o que “esta vez Dios no se molestará”. ¡Esto es una gran mentira! El diablo quiere convencerte de que aceptes “un poquito de malos deseos solamente” porque sabe que estos son una semilla que concebirán pecado y muerte. Si Dios ya te dijo que cortes con algo o alguien ¿Qué esperas? ¡Hazlo ya! Dios no cambiará. Si ya sabes que algo te hace pecar o desesperarte: ¡No vayas más por ese camino! Deja de pensar que esta vez si podrás jugar con fuego sin quemarte.
2. Sé pronto para oír, tardo para hablar y tardo para airarte. ¿Oír que? ¡La Palabra de Dios! Nada tiene más poder y verdad para cambiar nuestras motivaciones y razonamientos como la Biblia. Necesitas exponerte más seguido a sus verdades para que te den fuerza para enfrentar las pruebas y tentaciones. Su Palabra se implanta en nosotros para salvar nuestras almas del pecado. Cuando Dios a través de la Biblia o de otros líderes o amigos cristianos te hacen ver un área en debilidad: ¡no te juztifiques ni lo quieras ocultar! y mucho menos te enojes contra quien te está corrigiendo, acepta la reprensión y busca un lugar y tiempo a solas para ponerte a cuentas con Dios y arrepentirte. Su reprensión siempre llega como una puerta de salida en el momento oportuno antes de que sea muy tarde, entra por la puerta de la obediencia.
3. Sé hacedor y no solamente oídor de su Palabra. Si lees este estudio y solamente piensas que te gusta y le das vuelta a la página sin hacer nada serás solamente un oidor. Un hacedor analizará sus debilidades, hará un plan de cómo cortar con ellas, pondrá atención en las etapas de la tentación y buscará a Dios con todo su corazón en oración para obtener valor para enfrentar en las pruebas y para huir de las tentaciones. No leas este estudio como uno más pues en él hay poder de Dios para cambiar tu vida.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Lee todas las veces que sea necesario el estudio de hoy hasta que estas verdades y consejos entren a tu corazón. Ora pidiéndole a Dios sabiduría, paciencia y valor para enfrentar y vencer todas las pruebas y tentaciones que vengan cada día, ora con todo tu corazón cada mañana: “¡Señor no me dejes caer en tentación!”.

2 Comments

  1. admin

    April 24, 2011

    Gracias a DIos que nos permite conocer su Palabra :)

  2. Violet Roses

    April 24, 2011

    Muchas gracias por el estudio de hoy, en realidad ha sido de gran bendición en mi vida.
    Y les pido apoyo en oración, para una gran prueba en estos momentos :D

    bendiciones

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios