La Sorprendente Voluntad de Dios

Lectura de Hoy:
Daniel 8 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Entonces oí una voz humana que exclamaba desde el río Ulai: «Gabriel, dile a este hombre el significado de su visión»”. ” Daniel 8:16

La Sorprendente Voluntad de Dios
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Hay diferentes porciones de la Biblia con las que me he topado en diferentes etapas de mi vida al estar buscando una respuesta de Dios a mis oraciones. Debo confesar que más de una vez Dios me contestó algo que yo no estaba preguntando, es decir, cuando yo fui a preguntar por un tema, Él me contestó con algo similar a: “eso no es tan importante, mira esto otro que te quiero enseñar”. Así que sin contestarme lo primero me mostró algo de su carácter o personalidad de mayor valor y trascendencia en mi vida espiritual. Los siguientes dos versículos del Salmo 32 son de esas porciones que sin buscarlas las encontré y sin tener que memorizarlas nunca se me olvidaron: “Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos. No seas como el caballo o como el mulo sin entendimiento que han de ser sujetados con cabestro y con freno, porque si no, no se acercan a ti”. ¡Cuánto del corazón de Dios hay en unas cuantas frases! Dios está tan interesado en que sepamos su voluntad que Él ha prometido ayudarnos a entenderla y enseñarnos personalmente el camino por el cuál debemos caminar en la vida, nos ama tanto que ¡tiene sus ojos fijos en nosotros! ¡No se pierde ningún detalle de lo que hacemos! ¡Qué grande amor, responsabilidad y compromiso el saberlo! Y finalmente nos dice: pero para saber todo lo que quiero para ti necesitas acercarte a mí por voluntad propia, no seas como los animales de carga que sólo en el dolor o en las situaciones que te frenan en seco te acuerdes de mí. El corazón del Señor desea que voluntariamente vayamos a su Palabra y platiquemos con Él todos los días y todas las veces que queramos, ¡correspondamos a su amor e invitación!

Dios compartirá su eternidad con nosotros
“Entonces oí una voz humana que exclamaba desde el río Ulai: «Gabriel, dile a este hombre el significado de su visión»”. ¿Qué tan grande será el amor del Señor por nosotros que está dispuesto a compartir una eternidad con nosotros? ¡No se cansa de vernos, escucharnos ni de tener una relación personal con nosotros! Más de una persona se cansaría de nosotros después de un par de horas de convivir contigo o conmigo pero ¡el Señor nunca se cansa! Cuando leo porciones de la Biblia como el capítulo 8 del libro de Daniel que es nuestra lectura bíblica de hoy y la ligo a porciones como el Salmo 32 u otras similares me imagino al Señor diciéndole al ángel Gabriel: ¡Tengo todos estos planes por hacer y se los quiero contar a uno de mis hijos! Tal vez Gabriel podría contestarle: pero Señor, seguramente no todos los entenderá, a lo que el Señor le diría: Aun así quiero compartirlo con ellos porque los amo y quiero que conozcan más de mí. Por supuesto solamente es mi imaginación pero lo que la Biblia sí enseña claramente es que el Señor le dio una visión compleja, sobrenatural y humanamente inexplicable a Daniel pero después mandó a uno de sus ángeles para enseñarle el significado de esta visión. Pero pongamos atención a las palabras del ángel Gabriel: “Estoy aquí para explicarte lo que sucederá después, en el tiempo de la ira. Lo que has visto pertenece al fin del tiempo”, es decir, todo lo que experimentó, vio y se le explicó a Daniel de manera sobrenatural era algo que ¡pasaría muchísimos años después! Incluso después de que él muriera, y entonces ¿no sería válido preguntar para qué se lo explicaron entonces? La respuesta más sencilla es porque así lo quiso Dios, porque por alguna razón que solamente Él sabe decidió compartir su sabiduría y conocimiento sobrenatural con hombres imperfectos y pecadores, decidió crearnos para convivir con nosotros, nos amó, nos rescató y quiere que en sus planes eternos participemos tú y yo.

La sorprendente voluntad de Dios
“Entonces yo, Daniel, quedé abrumado y estuve enfermo durante varios días. Después me levanté y cumplí con mis deberes para con el rey. Sin embargo, la visión me dejó angustiado y no podía entenderla”. En muchos lugares diferentes de la Biblia Dios le pidió a quienes creían en Él que hicieran cosas que iban mucho más allá de la lógica humana, incluso muchas de esas veces eran hasta imposibles humanamente hablando: A Pedro lo llamó a caminar sobre el agua, a un leproso lo envió a lavarse 7 veces a un río ¡y sanó!, a un hombre con una mano seca lo invitó a extenderla, a los paralíticos los tomaba de la mano y los invitaba a ponerse de pie ¡y caminaban! Envió más de una vez al ejército israelita a pelear o defenderse contra ejércitos más numerosos y más fuertes que ellos y hubo victorias tan sorprendentes como aquella en la que granizo mató al ejército enemigo. La lista podría seguir pero el punto central es este: todo lo que Dios te pida que hagas ¡es posible hacerlo! No nos toca entender o razonar todo lo que Él nos pida, ¡sería absurdo esperar comprender todo lo que el Creador mismo de toda Sabiduría piensa y razona! Lo que nos toca a nosotros es pasar tiempo a su lado para Escuchar su voluntad, después Creer que si Él lo dijo es porque así será y finalmente Obedecerlo para ver sus palabras y promesas hacerse realidad. ¡Dios no miente ni deja nada a medias! Si Él lo dijo, lo hará; si lo empezó lo terminará; si te envió irá contigo; si le entregas tu vida te usará.

Conclusiones
“Mientras él hablaba, me desmayé y quedé tendido con el rostro contra el suelo, pero Gabriel con un toque me despertó y me ayudó a ponerme de pie”. Dios es el más interesado en que lo conozcamos, aún cuando nosotros ni lo conocíamos Él ya nos amaba, cuando faltaban años para que naciéramos Él ya nos conocía pues ya nos había planeado y diseñado en su corazón. Tenemos el gran privilegio durante nuestra vida humana de conocerlo, de decidir creer que existe y que tiene el Poder de dirigir nuestra vida y de usarnos en sus planes. Pero creer que es posible va más allá de simplemente admitir la posibilidad de su existencia, si yo le dijera a alguien que quiero conocerlo y saber todo lo que quiere hacer pero nunca paso tiempo con Él ni me intereso en las maneras en las que le gusta ser conocido (la Biblia) ¡estaría mintiendo al decirle que lo quiero conocer!  El Creador del Universo quiere compartir su sabiduría, su conocimiento del pasado, presente y futuro, su inmenso amor, su poder y hasta su eternidad contigo y conmigo, como lo leímos al inicio del estudio en los versículos del Salmo 32 Él desea que nos acerquemos de manera voluntaria delante de Él para comenzar una relación personal de amor y amistad. Porque entonces sucederá que nos hará entender y enseñará el camino por el cual debemos andar, nos mostrará su voluntad ¡y entenderemos el propósito para el cual estamos aquí! Viviremos en plenitud sabiendo que le somos útiles y que estamos cumpliendo con el diseño original con el que fuimos creados. Da un paso de fe, ¡créele a Dios!, ve en búsqueda de su corazón y déjate sorprender por su emocionante voluntad para tu vida.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Dale gracias a Dios por su amor tan incomprensible, por escogerte para usarte y por su interés en que le conozcas.
2. Usa tu oración de hoy para platicar con Dios de cosas que hace mucho no le contabas, de manera voluntaria acércate a Él en tu corazón y platícale historias de tu pasado, ríete con Él, confiésale algunas cosas que se te ha pasado platicarle, dile cómo te sientes, qué te gusta, tus planes y tus sueños, ¡disfruta de un tiempo de amistad con Dios en la oración de hoy!

1 Comment

  1. Margarita González

    February 27, 2015

    Desmenuzar la Palabra de Dios de la forma tan sencilla como se ofrece en este estudio es indudablemente una gran oportunidad de acercamiento y fortalecimiento. Gracias por compartir.

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.