Resistiendo al enemigo con la Armadura de Dios

Lectura de Hoy:
Efesios 6:10-24 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Por lo tanto, pónganse todas las piezas de la armadura de Dios para poder resistir al enemigo en el tiempo del mal. Así, después de la batalla, todavía seguirán de pie, firmes.” Efesios 6:13


Resistiendo al enemigo con la Armadura de Dios

(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Sean fuertes en el Señor y en su gran poder. Hoy en día es fácil encontrarte a personas que te dicen que creen en Dios, no lo conocen ni invierten tiempo con Él pero creen que existe y está en algún lugar del Cielo contemplando lo que hacemos, pero muchas de estas personas y algunas otras más que sí se consideran creyentes o cristianos no creen en la existencia del diablo, el infierno ni los demonios, para ellos son cuentos antiguos, analogías o fábulas usadas para asustar a los niños o a los que tienen una fe débil. El principal argumento de estas personas es: ¿cómo un Dios tan bueno podría crear a un ser tan malo y un lugar con tanto dolor y sufrimiento eterno? Ignoran a Dios en sus vidas así como ignoran que la Biblia es la verdad del Señor escrita para que todos lo conozcamos. Lo cierto es que la Palabra de Dios deja en claro y en muchos lugares que el diablo existe así como los demonios y el infierno, ¡el Señor no creó al enemigo para que fuera malo! Siendo un ángel cercano a Dios por decisión propia le dio la espalda a su Creador y junto con él se fueron ángeles que lo siguieron, el infierno es el lugar reservado para castigar la rebeldía y maldad de estos seres pero también albergará a quienes se unieron a ellos para darle la espalda al Señor y rechazar el sacrificio de Jesús en la cruz. Mientras el día del juicio final llegue el diablo y sus demonios están en guerra constante y permanente contra todo hijo de Dios, ¡esto es una realidad que enseña la Biblia! ¿Cómo podemos enfrentarla y permanecer firmes?

Con el poder de Dios
“Sean fuertes en el Señor y en su gran poder. Pónganse toda la armadura de Dios para poder mantenerse firmes contra todas las estrategias del diablo”. La vida cristiana no fue diseñada para vivirla a nuestra manera, en nuestras fuerzas ni con nuestras buenas ideas, si esto fuera posible ¡sería una vida imperfecta! Fuimos creados para depender de Dios y para mediante la llenura de su Espíritu Santo recibir su poder para enfrentar toda tentación y ser capaces de vivir en santidad. ¡Separados de Dios no tenemos esperanza de derrotar al diablo ni de evitar ser envueltos en sus estrategias! Conocer al Señor, su Palabra y su verdad son nuestra única posibilidad de mantenernos firmes ante toda tentación y ataque del enemigo contra nosotros y nuestras familias. Conforme la inseguridad ha ido en aumento en nuestro país más gente ha sido presa del miedo y la falta de paz, debemos recordar que más fuerte que cualquier delincuente y que todo el poder de la maldad es ¡nuestro Señor y Salvador! Nuestra batalla no es contra las personas sino contra un mundo espiritual que intenta a toda costa desconectarnos de nuestra relación con Dios, ¿qué tanto terreno ha ganado en tu corazón el enemigo?, ¿qué tan lejos te mantiene del Señor y de la Biblia?, ¿cuál de sus estrategias está funcionando para enfriar tu amor por Jesús? “Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales.”

La Armadura de Dios
“Por lo tanto, pónganse todas las piezas de la armadura de Dios para poder resistir al enemigo en el tiempo del mal. Así, después de la batalla, todavía seguirán de pie, firmes”. La porción del capítulo 6 de la carta a los Efesios que estamos leyendo el día de hoy es de las más populares entre los cristianos. Cuando éramos niños en muchas diferentes clases de la escuela dominical nos hicieron recortar, pintar, memorizar y hasta actuar como si usáramos cada elemento de la armadura de Dios. Sin embargo esta armadura no es algo tangible ni tampoco algo que tengamos almacenado en algún clóset para ponérnosla y usarla cuando el enemigo venga contra nosotros, sino que es un estado de fe en el que escogemos vivir con nuestras decisiones de cada día. El cinturón de la verdad, la coraza de la justicia, el calzado de la paz, el escudo de la fe, el casco de la salvación y la espada del Espíritu, ¡todos estos elementos no tienen poder, validez ni efecto en alguien que no tiene una relación personal con Jesucristo! Porque es a medida que lo conocemos y experimentamos su presencia y compañía que entonces su verdad nos hace libres, su justicia nos hace confiar en su voluntad, su paz nos llena en medio de cualquier prueba o problema, nuestra fe crece al grado que nos mantenemos firmes ante la presión del pecado, ponemos nuestra mirada en la salvación que hemos recibido y a través del poder de su Espíritu Santo en nosotros detenemos y disolvemos toda maldad levantada contra nosotros y nuestras familias. ¡La armadura de Dios es una consecuencia espiritual de conocer a Dios, su Palabra y de entrar en una relación personal con Él! ¿Quieres su armadura? Ve tras su corazón.

Conclusiones
“Oren en el Espíritu en todo momento y en toda ocasión. Manténganse alerta y sean persistentes en sus oraciones por todos los creyentes en todas partes”. Ante una guerra abierta y latente en contra de nuestra fe debemos responder con un estado de alerta, poniendo atención a toda estrategia del enemigo con la cual quiera sembrar corrupción, amargura, inmoralidad o incluso odio en nuestro corazón. Debemos ser persistentes e insistentes en nuestra búsqueda de Dios mediante la oración y la lectura de la Biblia, necesitamos exponernos frecuentemente a la verdad de la Palabra y a la presencia y compañía de su Espíritu. ¡Cualquier momento es bueno para orar! Las breves oraciones también las escucha el Señor, considéralo en cada decisión que hagas, cuida tus ojos, pon atención a las personas que te hacen compañía y a las conversaciones en las que participas, separa tiempo a solas para leer y meditar en la Biblia, platica con Dios, pídele al Espíritu Santo que te llene de su poder para vencer toda tentación y si caes, ¡confiesa tu falta y ponte de pie pronto! Pase lo que pase, defiende tu posición, protege tu fe, mantente pegado a Dios, confía con firmeza y persistencia en su poder y su provisión, ¡Él pelea a tu lado! “Así que humíllense delante de Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes. Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes.” (Santiago 4:7-8)

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Pídele al Espíritu Santo que llene tu vida con su poder, pídele que te guíe a conocer más a Dios para confiar más en su poder y compañía, pídele también que te muestre en qué áreas de tu vida ha ganado terreno el diablo para retomar tu compromiso con Dios, arrepentirte de aquello en lo que has cedido y retomar el rumbo de tu fe.

2 Comments

  1. Margarita Gozález

    September 2, 2016

    Gracias por compartir la Palabra de Dios y desmenuzarla de tal manera que un es capaz de entender. Bendiciones para usted.

  2. Marya

    February 11, 2015

    Me encanta recibir los a diario sin de gran inspiración y enseñanza

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.