Dios nos quiere unidos

Lectura de Hoy:
Efesios 4:1-10 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos.” Efesios 4:5-6a


Dios nos quiere unidos

(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

En diferentes lugares de la Biblia encontramos que Dios nos compara a todos los cristianos con un cuerpo, la carta a los Romanos el el capítulo 12 no enseña que nosotros somos las diversas partes de un solo cuerpo y nos pertenecemos unos a otros, en la traducción de la versión Reina Valera menciona que somos todos miembros los unos de los otros. Fuimos creados para complementarnos unos a otros, para que con nuestras fortalezas cubrir las debilidades de otros y así mismo en nuestras debilidades encontrar ayuda y soporte en la fe de otros hijos de Dios. El diablo ha logrado que en la escala de prioridades de los creyentes y las iglesias la unidad no esté en los primeros lugares y en cambio sí aparecen doctrinas no sustentadas 100% en la Biblia, ideas humanas, prejuicios y mucho juicio, crítica y condenación. ¡Cómo serán atraídos a Jesús quienes no le conocen si la iglesia vive peleándose, comparándose y criticándose a sí misma y a las demás! Jesucristo fue claro al decirnos en el capítulo 13 del Evangelio de Juan que: el amor que tengan (los cristianos) unos por otros será la prueba ante el mundo de que son mis discípulos. Este versículo también significa lo siguiente: si no somos capaces de amarnos los unos a otros esta es la prueba ante el mundo de que no somos discípulos de Jesús, fuerte declaración ¡pero esa es la verdad que enseña la Biblia! Así que ante esta declaración no nos queda más que preguntarnos con honestidad: ¿estamos contribuyendo a la unidad o a la división de los cristianos en nuestra iglesia y/o en las iglesias de la ciudad donde vivimos?

¿Cómo podemos mantener la unidad?
¿Crees que la Biblia es la palabra de Dios y la verdad absoluta por la cuál debes regir tu vida? Entonces pídele al Espíritu Santo que te guíe a entender y poner en práctica en tu casa, tu estudio bíblico semanal, tu iglesia y las demás iglesias de tu ciudad los siguientes principios que nuestro Señor a través del apóstol Pablo en nuestra lectura del día de hoy dejó establecidos:
1) Lleva una vida digna de tu llamado. No podemos aspirar a la unidad de la iglesia si nuestro propio corazón está dividido entre el pecado y la santidad. ¡Necesitamos empezar por nosotros mismos! ¿Cómo podré ayudar a otros si soy inestable?, ¿cómo confiarán en mí si un día camino por fe pero al día siguiente mis emociones se apoderan de mí y me llevan por caminos de depresión y autocompasión? ¡Hagamos un alto y pongámonos de pie con firmeza y determinación en nuestra fe! Decide en tu corazón a quién servirás, si al pecado o a Dios, si escucharás a tus pensamientos de orgullo y autoconmiseración o si escogerás llenarte de la Biblia y atreverte a creerle al Señor por encima de tus ideas, emociones y temores.
2) Sean siempre humildes. A pesar de que la palabra humildad debería ser sencilla de definir y entender, ¡nos hemos encargado de hacerla compleja y distorsionada! Una persona humilde no es alguien de escasos recursos ni alguien que se menosprecia a sí mismo, una buena definición de lo que sí es un humilde es quien es capaz de vivir de acuerdo a lo que enseña el capítulo 2 de la carta a los Filipenses: “No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes. No se ocupen solo de sus propios intereses, sino también procuren interesarse en los demás”. Si no amo a quien estoy a punto de criticar, ¡mejor debo quedarme callado! Si no considero valioso a mi “hermano” en la fe cristiana estaré siempre listo para señalar sus pecados y para despreciarlo en mi corazón, ¡como si nosotros fuéramos unos santos inocentes! ¿Quiénes somos nosotros para hacer menos a quien Jesús ha comprado con su sangre? El humilde no quiere impresionar a nadie con su personalidad, pero sí quiere imprimir el carácter de Jesús en su vida y en la de los demás; el humilde antepone los intereses de los demás a los suyos. Más importante que defender mi fe es ayudar a mi hermano a crecer en la suya.
3) Sean amables. Una persona amable es alguien agradable, suave en su conversación y en el trato que tiene a los demás (www.rae.es). ¿Podrías definir así tu manera de ser con otros creyentes y aún más con los inconversos? Porque recuerda las palabras de Jesús: tu amor por los demás hablará más de tu fe y de quién eres discípulo que el título de “cristiano” que te cuelgues o la Biblia que cargas bajo el brazo el domingo.
4) Sean pacientes unos con otros. Que nunca olvidemos cuánta paciencia ha tenido el Señor con nosotros a pesar de que a veces pareciera que hasta insistimos en pecar más en lugar de en arrepentirnos y hacer ajustes de obediencia, que tengamos siempre presente cuánta misericordia y gracia necesitamos y estemos listos para darla a los demás así como la hemos recibido de Jesús y necesitaremos recibirla de los demás en los días de nuestros errores.
5) Tolérense las faltas por amor. Contrario a lo que la sociedad nos quiere enseñar la definición de la palabra “tolerar” no es “aceptar y aprobar el mal que hace alguien más”, sino es: “llevar con paciencia y soportar algo que no es lícito sin aprobarlo”. ¿Cómo es esto? Aunque no estoy de acuerdo con el pecado de otro cristiano eso no me da permiso para dejarlo de amar o para arrollarlo con mi “sentido de justicia” mucho menos de criticarlo. Nuestro amor debe estar listo para cubrir las faltas de los demás, no encubrir, sino cubrir, ¿de qué? De paciencia, de consejo, de dirección, de una amorosa confrontación y exhortación a cambiar y volver al camino de la fe.

Conclusiones
“Hagan todo lo posible por mantenerse unidos en el Espíritu y enlazados mediante la paz”. Jesús hizo todo lo posible por salvarnos, por amarnos y por abrirnos la puerta al Cielo, ¿podremos nosotros hacer todo lo que sea posible por mantener la unidad y amar a nuestros hermanos en la fe?, ¿estamos dispuestos a amar a los demás aún en en sus fallas para mostrarle así al mundo que somos discípulos Jesús y atraerlo a sus pies? El capítulo 4 de la carta a los Efesios que estamos estudiando hoy nos recuerda que Cristo también descendió a este mundo inferior para amarnos y salvarnos de nuestras fallas y vergüenzas. ¡Sigamos el ejemplo de nuestro Maestro! En lugar de poner la mirada en nuestras diferencias y desacuerdos ¡pongámosla en lo que sí tenemos en común! ¡Tenemos un mismo Dios, un mismo Salvador, una misma fe, un mismo Espíritu habitando en nuestro corazón y un mismo Padre Celestial! ¡Eso es lo que verdaderamente importa! Nuestra tarea no es demostrar en qué áreas del corazón otros cristianos no están conectados al Señor sino todo lo contrario, descubrir dónde sí están ligados a Dios ¡y unirnos a esa conexión! Es más fácil criticar a tu pastor que conocer su corazón para encontrar por qué el Señor lo escogió a él como cabeza de la iglesia a la que asistes, si Jesucristo se tomó el tiempo de seleccionarlo y le confió parte de su cuerpo, ¿quiénes somos tu o yo para criticar las decisiones de Dios y juzgar a sus siervos? Escojamos la unidad, amemos a quienes Dios ama, honremos las autoridades que Él ha establecido, trabajemos por la paz y la unidad del Espíritu, pongamos nuestra mirada en lo que sí tenemos en común y disfrutemos juntos amándonos y reflejando a otros el amor de Jesús.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Si has participado en críticas, chismes y condenación ya sea en tu mente o en conversaciones con otras personas sobre otros cristianos, tus líderes o incluso personas no creyentes tu trabajo o en tu hogar pídele perdón a Dios, pídele que te enseñe a amar a los demás como Él te ha amado.
2. Pídele a Dios que te ayude a ser parte del equipo que une, restaura, perdona y levanta en tu iglesia. Pídele que te de un corazón misericordioso, lleno de gracia y deseos de ayudar a los más débiles en la fe.

1 Comment

  1. Francisco Tovar

    January 29, 2015

    Edificante, guiado por el Espíritu Santo.

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.