Vive para aquello que fuiste Creado

Lectura de Hoy:
1 Samuel 11 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Entonces el Señor hizo que la gente tuviera miedo del enojo de Saúl, por lo tanto, todos salieron a la guerra como un solo hombre.” 1 Samuel 11:7


Vive para aquello que fuiste Creado

(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Una de la preguntas más frecuentes que me hacía en mi adolescencia y juventud era: ¿cuál será el propósito para el cual fui creado? Escuché a muchas personas hablar sobre lo importante que era hacer siempre la voluntad de Dios para mi vida pero más de una vez me pregunté: “¿y cuál será la voluntad de Dios para mí?, ¿qué quiere que haga?, ¿cómo puedo saberlo?” Porque sentía que si no lo sabía podía estar viviendo mal, tomando decisiones equivocadas o desobedeciendo de manera no intencional a Dios al no hacer lo que debía de hacer ¡por no saberlo! Estoy convencido de que hay un día en la vida de cada persona que tiene una relación con el Señor cuando finalmente entiende de manera clara y precisa cuál es el propósito de Dios en el cual debe ser parte y qué tarea debe desempeñar, y lo creo porque Dios lo hizo una y otra vez con diferentes personas en la Biblia y al saber que Él no cambia ni hace acepción de personas ¡sé que también lo hará en nosotros! Pero ¿y mientras llega ese día?, ¿qué debemos hacer?, ¿qué pasa si tomamos decisiones equivocadas y terminamos “lejos” del camino que Dios trazó para nosotros? Necesitamos darnos cuenta que cuando nos hacemos todas estas preguntas lo que en realidad estamos haciendo es tratar de vivir la vida cristiana en nuestras fuerzas y siendo nosotros el centro de ella y no una relación con Dios, porque más importantes que esas preguntas son las siguientes: ¿qué me está deteniendo de pasar más tiempo con Dios?, ¿ya he orado para recibir al Espíritu Santo?, ¿cuánto he aprendido de la Biblia últimamente y cuántos versículos he memorizado?, ¿está creciendo mi relación con el Señor día con día o estoy estancado en mi fe? La vida cristiana no se trata de: “cuándo Dios vendrá a decirme qué hacer” sino de “cómo puedo crecer más en mi relación personal con Jesucristo”, porque cuando nuestra relación con Él crezca lo suficiente como para conocer su corazón, ¡entender el propósito para el que fuimos creado sucederá de manera natural! Fuiste Creado para entrar en una relación con Dios.

¡Puedes empezar desde hoy!
“Cuando los mensajeros llegaron a Guibeá de Saúl y le contaron al pueblo acerca de su aprieto, todos se echaron a llorar. Saúl había estado arando un campo con sus bueyes y, cuando regresó a la ciudad, preguntó: «¿Qué les pasa? ¿Por qué están llorando?”. En nuestro estudio bíblico del día de ayer leímos en el capítulo 10 del primer libro de Samuel como Dios a través del profeta le presentó a todo el pueblo de Israel a Saúl y les anunció que sería su nuevo rey. Pero al iniciar el capítulo 11 leemos que los enemigos de los israelitas los seguían oprimiendo y amenazando y Saúl ¡estaba arando un campo con sus bueyes! ¿Qué estaba esperando para comenzar a ejercer el reinado que se le había confiado? Fue hasta que un día al regresar a la ciudad y encontrar a la gente triste por las amenazas de los enemigos que algo en él despertó y entendió el papel que ahora debía de ejercer y “entonces el Espíritu de Dios vino con poder sobre Saúl y se enojó mucho“, una nueva determinación de vivir de una manera diferente, de pelear por los suyos y de perseguir a los enemigos del Señor nació en su corazón. ¿Qué estamos esperando para empezar a vivir de la manera en la que Dios nos ha dicho que vivamos? Porque aunque es cierto que tal vez no sabemos el propósito específico para el que fuimos creados sí hay muchas cosas más que tenemos muy en claro que debemos hacer ¡pero no las hacemos! ¿Qué hay del amor a los enemigos, el ir por todo el mundo a predicar el evangelio y hacer discípulos, qué sobre el perdón, el vencer la tentación y echar fuera de nuestras vidas todo pecado?, ¿qué nos hace falta para empezar a leer, estudiar y meditar en la Palabra de Dios para conocer su corazón?, ¿qué nos detiene de pasar tiempos de oración con Él? La Biblia enseña en el capítulo 11 del libro de Hebreos que: “Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad“, ¿lo notaste? primero viene la fe antes de sentirnos cerca de Dios y primero la búsqueda sincera de Él antes que su recompensa. ¿Queremos saber qué hará nuestro Señor de nuestra vida? ¡Primero tenemos que ir tras de su corazón! ¿Cómo obedeceremos lo que nos pida si no lo conocemos?, ¿cómo viviremos en santidad si no la entendemos del todo?, ¿cómo nos mantendremos haciendo su voluntad cuanto vengan los ataques del enemigo si tenemos una fe frágil e inestable?

La Obediencia genera Experiencias
“Entonces el Señor hizo que la gente tuviera miedo del enojo de Saúl, por lo tanto, todos salieron a la guerra como un solo hombre”. Saúl nunca hubiera sabido que Dios le podía dar la victoria sobre sus enemigos si no se hubiera puesto te pie para comportarse como rey, el pueblo nunca hubiera ido a la guerra como solo hombre si Saúl no se hubiera colocado en la posición en la que el Espíritu de Dios lo llenara y dirigiera para actuar. ¡Vino primero la obediencia y la fe antes que la victoria y la libertad! Todos los cristianos anhelamos tener “experiencias con Dios” y “sentir su presencia”, lo repetimos una y otra vez pero no nos ponemos de pie para obedecer lo que ya sabemos que Él quiere de nosotros, porque es más cómodo soñar con una experiencia “divina y vibrante” que poner los pies en la tierra y enfrentar el pecado que habita en nuestro corazón. Pero ¡si no caminamos por el camino de la obediencia nunca alcanzaremos la victoria! Cuando hacemos los ajustes necesarios que Dios nos pide para agradarle, ¡Él nos recompensa con su paz, su libertad y su alegría! Y cuando experimentamos esto último empezamos a vivir una experiencia personal con el Señor, y será estas experiencias las que nos animarán a comprometernos más, a buscarlo más y amarlo más. Hay una canción cristiana que canta una joven llamada Kari Jobe en inglés que dice lo siguiente: “Entre más te busco, más te encuentro y entre más te encuentro más te amo”, ¡este es precisamente el camino hacia tener una experiencia personal con Dios y su presencia! Buscar a Dios en oración, en su Palabra y con nuestra obediencia pues al hacerlo ¡nos encontraremos con un pedacito de su corazón y quedaremos cautivados! Así que nos comenzaremos a enamorar de Él e iremos por más y más de su carácter, de su Palabra, de su amor y de su libertad. Que podamos decir como dijo el Rey David en el Salmo 40 que escribió: “El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón“.

Conclusiones
“Así que todos fueron a Gilgal y en una ceremonia solemne delante del Señor proclamaron rey a Saúl. Después ofrecieron ofrendas de paz al Señor, y Saúl y todos los israelitas se llenaron de alegría”. Tras la gran victoria que el Señor le dio a Saúl y al pueblo de Israel sobre los amonitas ¿cuáles son las primeras palabras que la Biblia captura que dijo Saúl?: “Nadie será ejecutado hoy, ¡porque este día el Señor rescató a Israel!“, Saúl pasó de arar un campo lejos de su responsabilidad como rey a ser proclamado y confirmado como rey tras una gran guerra que peleó junto a toda la nación. Su obediencia y determinación a vivir para lo que había sido creado lo hizo concluir al final del día que ese había sido un día especial, había sido el día en que el Señor rescató a Israel. ¡Él y toda la nación reconocieron que acababan de tener una experiencia personal con Dios! Habían comprobado de primera mano que el Señor estaba con ellos, que peleaba sus batallas y que los respaldaba, ¡nunca hubieran conocido esto de Dios sin haberse armado primero de valor para obedecerlo! La alegría llegó como recompensa, y tras la celebración estaban listos y motivados para tomar el siguiente paso, para pelear contra el siguiente enemigo y para creerle al Señor que estaba con ellos. ¡Comienza a vivir desde este momento para aquello que fuiste creado!, ¡para tener una relación personal con tu Creador! Puedes empezar a obedecer, a hacer ajustes, a buscarlo y a vivir como su hijo ¡desde este momento! Porque si creemos que tan pronto Dios nos revele su plan para nosotros “ahora sí” comenzaremos a vivir como cristianos verdaderos ¡nos estamos engañando a nosotros mismos! Los hábitos no nacen de manera instantánea ni el conocimiento brota como resultado de las buenas intenciones, ¡necesitamos invertir tiempo y esfuerzo el día de hoy para estar listos, entrenados y maduros el día de mañana que el Señor venga a usarnos en sus propósitos eternos! Empieza hoy a vivir en la voluntad del Señor y como bien lo dijo Jesús en el capítulo 6 del Evangelio de Mateo: “busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas“.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Dale gracias a Dios por crearte con un propósito y por escogerte para ser parte de sus planes eternos.
2. Pídele a Dios sabiduría y valor para hacer un plan para buscarlo y para ¡cumplir ese plan!
3. Haz los ajustes que sean necesarios para asegurarte de obedecer a Dios y disfruta las bendiciones que vendrán a tu vida como consecuencia de tu obediencia.

1 Comment

  1. Ramón Nuñez Doval

    December 19, 2014

    No tengo a la mano la larga lista de versículos que afirman que la meta o propósito de Dios consiste en fundar el Reino de los Cielos con el Pueblo Santo que está preparando. Y de ahí se deduce que el propósito de cada creyente es servir a Dios conforme al propósito de Dios, o sea , participar activamente en la edificación de las comunidades de vida en el Espíritu, que integrarán el Pueblo Santo, cuando Jesucristo regrese a fundar el Reino de los Cielos, que al Padre le ha placido heredarnos.

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.