Cuando estás con Dios, Él pelea tus batallas

Lectura de Hoy:
1 Samuel 7:7-17 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Pero ese día el Señor habló con una poderosa voz de trueno desde el cielo y causó tal confusión entre los filisteos, que los israelitas los derrotaron.” 1 Samuel 7:10


Cuando estás con Dios, Él pelea tus batallas

(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

¿Alguna vez has te ha sucedido que pareciera que entre más determinado estás a buscar a Dios más problemas vienen a tu vida? Pareciera que se pusieran de acuerdo las dificultades para llegar una tras otra o a veces ¡todas al mismo tiempo! Apenas estás terminando de enfrentar una crisis emocional cuando llega una enfermedad, un problema en el trabajo o una discusión inesperada con algún ser querido, ¡y todo justo cuando acabas de empezar a leer la Biblia o buscar al Señor en oración! Esto mismo le estaba sucediendo al pueblo de Israel en la lectura bíblica de nuestro estudio de hoy, finalmente después de muchos años de vivir alejados de Dios se acababan de comprometer a obedecerlo y buscarlo y en eso: “cuando los gobernantes filisteos se enteraron de que Israel se había reunido en Mizpa, movilizaron a su ejército y avanzaron”. Visualicemos un par de cosas, la primera es que este ejército era el que unos días antes los había atacado y había matado ¡a 30 mil soldados de Israel! Y lo segundo es que justo en el momento en que decidieron seguir al Señor, el enemigo se enteró de alguna manera, se puso de pie y llegó contra ellos ¡en el mismo momento y lugar donde acababan de confesar sus pecados y arrepentirse de ellos! El enemigo de tu fe ¡no pierde el tiempo! En el instante que confieses tus pecados y te comprometas a buscar a Dios ¡se levantará en armas contra ti y llegará pronto a tu encuentro! Esto solamente significa una cosa: que sabe que tu compromiso va en serio y sabe también todo lo que lograrás si permaneces cerca de Dios por lo que quiere derribarte y distraerte lo antes posible. Las buenas noticias son que al arrepentirte de tu pecado y comprometerte a tener una relación con Dios será Él mismo quien peleará tus batallas. ¡No estás solo, Dios está contigo!

No pelees solo
“El miedo invadió a los israelitas cuando supieron que los filisteos se acercaban.  ¡No dejes de rogarle al Señor nuestro Dios que nos salve de los filisteos!, le suplicaron a Samuel”. Cuando acabamos de decidir volver al camino del Señor y nos hemos comprometido a buscarlo generalmente estamos en una etapa de nuestra vida donde nuestro conocimiento de Él es aún muy escaso, es normal que ante una falta de experiencia con su poder y su carácter todavía tengamos dudas y sintamos miedo ante las amenazas y las pruebas que vengan en nuestra contra. Por lo cual es de suma importancia que establezcas relaciones de amistad con personas que amen a Dios y ya tengan una relación diaria establecida con Él, es necesario mencionar que tristemente no todas las personas con puesto de liderazgo en una iglesia tienen una relación con Dios por lo que la recomendación es que le preguntes a quien le pedirás consejo cuánto tiempo pasa buscando a Dios y leyendo la Biblia para cerciorarte que recibirás un consejo basado en la verdad de las Escrituras y no solamente una idea de una persona bien intencionada. Rodéate de hombres y mujeres que amen a Dios, participa en eventos donde se enseñe la Biblia ya sea en reuniones en casas o en iglesias, accede a sitios de Internet donde tengan estudios de las Escrituras pero ¡sé sabio y analítico! No todo lugar donde haya una imagen de una Biblia o una cruz necesariamente te enseñará lo que la Biblia dice, por lo que todo lo que aprendas ve a buscarlo luego tú en tu Biblia, ora al respecto y pídele al Espíritu Santo que te enseñe a hacer lo que el apóstol Pablo recomendó en el capítulo 5 de su primera carta a los Tesalonicenses: “Examinen todo, retengan lo bueno”.

Dios siempre llega a tiempo
“Entonces, justo en el momento en que Samuel sacrificaba la ofrenda quemada, llegaron los filisteos para atacar a Israel.  Pero ese día el Señor habló con una poderosa voz de trueno desde el cielo y causó tal confusión entre los filisteos, que los israelitas los derrotaron”. Si el diablo no logra convencerte de que Dios te ha abandonado o que no te ayudará tratará entonces de hacerte creer que llegará tarde en tu ayuda y que ya para cuando conteste tu oración será demasiado tarde. Necesitas saber algo: DIOS NUNCA llega tarde y NUNCA pierde el control de tu vida. ¡Esta es una verdad absoluta! En el capítulo 11 del Evangelio de Juan encontramos la historia en la que un buen amigo de Jesús llamado Lázaro cayó gravemente enfermo, sus hermanas mandaron llamara a Jesús y ¿cuál fue su reacción? El versículo 5 del capítulo 11 de Juan nos la dice: “Aunque Jesús amaba a Marta, a María y a Lázaro, se quedó donde estaba dos días más”. ¿Por qué si los amaba no salió en su ayuda de inmediato? Incluso pudo haber hecho como en otros casos hizo: declarar la sanidad de Lázaro sin tener que ir hasta donde estaba, pero no hizo ni lo uno ni lo otro sino que a nuestro parecer “perdió dos días más” y Lázaro murió. Pero cuando nuestra historia ha terminado, ¡no quiere decir que la Dios también! Jesús le dijo a su discípulos: “Lázaro está muerto. Y, por el bien de ustedes, me alegro de no haber estado allí, porque ahora ustedes van a creer de verdad. Vamos a verlo.” ¡Jesús hasta se alegró de la muerte de Lázaro! ¿A qué estaba jugando? Cuando ya estaba cerca salieron a su encuentro las dos hermanas de Lázaro y las dos coincidieron en decirle lo que seguramente tú y yo le hubiéramos dicho en su lugar: “Señor, si tan solo hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto”. Si no conoces el fin de esta historia te lo cuento: ¡Jesús resucitó a Lázaro! Pero justo antes de hacerlo le lanzó esta pregunta a Marta: “¿No te dije que si crees, verás la gloria de Dios?”. De regreso a nuestra historia de hoy Samuel ¡creyó en Dios! Y el resultado fue que ¡verdaderamente vio la gloria de Dios respaldarlo haciendo sonar su voz poderosa y confundiendo a los enemigos a tal grado que fueron derrotados por los israelitas!  “Los hombres de Israel los persiguieron… matándolos a lo largo del camino”.

Conclusiones
Jesús sabía bien lo que hacía en la historia de Lázaro que leímos en el párrafo anterior, no estaba jugando con el corazón de sus amigos ni ignorando sus necesidades o dejándolas para después cuando ya no estuviera ocupado. Para que ellos supieran que Él era la resurrección y la vida necesitaba demostrárselos y eso mismo hizo, cuando parecía que había dejado pasar una oportunidad de sanidad lo que en realidad estaba haciendo era crear una experiencia de resurrección. ¡La revelación que tuvieron de Jesús y su poder fue mucho mayor que la que ellos se hubieran imaginado! ¡Eso mismo quiere hacer Dios contigo! Dios nunca llega tarde, ¡no te rindas, ni salgas huyendo de tu fe! Resiste hasta el último momento, confía en el Señor, aférrate a tu relación con Él sin importar qué tan cerca estén tus enemigos y prepárate para ver la voz poderosa de tu Señor entrar en escena para traer orden, paz y victoria. Porque en el día de tu victoria habrás experimentado más del poder, carácter y personalidad de tu Señor del que nunca antes experimentaste y querrás hacer lo mismo que hizo Samuel, encontrar una manera de demostrarle a todos los que te rodean que: “¡Hasta aquí el Señor me ha ayudado!”, querrás que todos sepan que ¡tú Dios existe, es real y pelea las batallas de quienes le dan el control de su vida! Dios le restituyó a su pueblo las aldeas y tierras que el enemigo le había robado y esta misma personalidad de nuestro Señor ¡sigue vigente! Él puede restituirte todo lo que el pecado y el diablo te han robado, ¡Dios puede hacer todo nuevo! ¡Puede hacer brotar vida en medio de la muerte y hacer posible todo lo que nuestra mente humana limitada cree que es imposible! Aunque un ejército acampe contra ti, ¡no temas!, ¡sujétate de Dios!, ¡persiste en tu fe! Y prepárate para ver la salvación del Señor. Mantén presente lo que Jesús le dijo a las hermanas de Lázaro: ¿No te dije que si crees, verás la gloria de Dios?

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Dedica unos minutos de tu oración de hoy a darle gracias por tener cuidad do ti, por no perder el control de tu vida y por contestar a tus oraciones en sus tiempos y sus maneras.
2. Pídele perdón a Dios si le has guardado rencor por alguna ocasión en que las cosas no salieron como esperabas y eso ha afectado tu fe y tu relación con Él.
3. Pídele a Dios que te guíe a encontrar personas que lo amen y conozcan con quienes puedas compartir tu pida y enfrentar tus batallas del día a día.

No Comments

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.