No hay poder como el de nuestro Dios

Lectura de Hoy:
1 Samuel 6 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“No sean tercos y rebeldes como lo fueron faraón y los egipcios. Cuando Dios terminó con ellos, estaban deseosos de dejar ir a Israel.” 1 Samuel 6:6


No hay poder como el de nuestro Dios

(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Yo soy el Primero y el Último; no hay otro Dios. ¿Quién es como yo? Que se presente y les demuestre su poder; que haga lo que yo he hecho desde tiempos antiguos cuando establecí a un pueblo y expliqué su futuro. No tiemblen; no tengan miedo.
¿Acaso no proclamé mis propósitos para ustedes hace mucho tiempo? Ustedes son mis testigos, ¿hay algún otro Dios? ¡No! No hay otra Roca, ni una sola». (Isaías 44:6-8) El poder de nuestro Dios no tiene límites, nada puede frenarlo, controlarlo ni contenerlo, no conoce de distancias, tiempo, derrotas ni intimidaciones, Su poder es total, permanente y dominante sobre cualquier poder que haya existido en la historia de la humanidad. ¡Nada está fuera del control de nuestro Señor! Nada sucede sin que Él lo permita y todo lo que Él decide hacer nada ni nadie lo puede detener. Fue su poder el que levantó a su hijo Jesucristo de la muerte y el que está disponible hoy en día para todos aquellos que son llenos del Espíritu Santo y viven una vida de santidad y de dependencia total de Él. ¿Puedes creer estas declaraciones? Porque a medida que lo hagas mayores pasos de fe darás, mayores decisiones de entregarte y comprometerte con Él tomarás pero también es cierto que mientras no creas que esto es verdad vivirás atemorizado, controlado por el pecado y esclavo de los enemigos de tu fe. Una experiencia real y personal con Dios siempre nos expondrá a ser marcados y transformados por su poder, ¡solamente en Él encontrarás el poder para vivir en verdadera libertad! Conocerlo en oración y a través de la Palabra cambiará tu vida.

Dios no duerme ni se adormece
“Él no permitirá que tropieces; el que te cuida no se dormirá. En efecto, el que cuida a Israel nunca duerme ni se adormece”. (Salmo 121:3-4) Estoy convencido de que cada porción de la Biblia está escrita para revelarnos una porción del corazón de nuestro Señor y una parte de su carácter y personalidad. La historia que viene en nuestra lectura bíblica del día de hoy no sucede en territorio del pueblo de Israel, de hecho ningún hebreo es mencionado, no hay sacrificios a Dios, oraciones ni hombres de fe que intervengan pero el Señor encontró la manera de hacernos saber lo que esta sucediendo en el territorio enemigo y de todo lo que estaba provocando en ellos con su poder. Dios había hecho visible su poder a los enemigos de su pueblo, había castigado con tumores y plagas a toda ciudad de entre ellos que había recibido el arca del pacto que habían robado a Israel, los gobernantes ¡estaban desesperados!: “¿Qué debemos hacer con el arca del Señor? Dígannos cómo devolverla a su propio país” le preguntaban a sus adivinos y sacerdotes, y la respuesta de estos adoradores de Dagón y otros dioses paganos fue: “Devuelvan el arca del Dios de Israel junto con un regalo… Envíen una ofrenda por la culpa, para que la plaga se detenga… Hagan estas cosas para demostrar su respeto al Dios de Israel. Tal vez entonces él deje de afligirlos a ustedes, a sus dioses y a su tierra“. ¡Cuánto reconocimiento del poder de Dios y respeto por Él había entre los enemigos del pueblo de Israel! Estaban buscando de qué manera detener la mano de Dios no solamente contra ellos y su tierra sino también ¡contra sus dioses! Ahora no perdamos de vista el momento de la historia que estamos estudiando, la nación de Israel acababa de perder a 30mil hombres contra los filisteos como consecuencia de vivir alejados del Señor y de pelear sus batallas en sus propias fuerzas. Unos capítulos más atrás en este primer libro de Samuel leímos que en esos días las experiencias con Dios (palabras y visiones) escaseaban y que los mismos sacerdotes del templo estaban corrompidos. Pero así es nuestro Señor, aún en medio de nuestros días más grises, ¡Él no está dormido ignorándonos o viendo hacia otro lado! Para los filisteos estaba claro que Jehová el Dios de Israel ¡no se había ido a ningún lado! Y lo que más querían ¡era que ya se fuera de sus tierras!

Dios establece su poder
“No sean tercos y rebeldes como lo fueron faraón y los egipcios. Cuando Dios terminó con ellos, estaban deseosos de dejar ir a Israel”. Hace unos meses cuando estudiamos el libro de Josué (estudios disponibles en la sección de “Más estudios”) leímos sobre como el Señor se adelantó al pueblo de Israel para visitar a los enemigos que vivían en la tierra prometida y sembró terror en el corazón de ellos al hacerles llegar las noticias de cómo había sacudido con su poder a los egipcios por no dejar ir a Israel. Años después en la lectura que estamos estudiando, ¡esta historia seguía vigente! Los enemigos de Dios tenían en claro algo: ¡no debían atravesarse en medio de su camino ni interferir en sus propósitos! El consejo de los adivinos de los filisteos fue: ¡no sean tercos ni rebeldes como los egipcios para que Dios no termine con ustedes también! Cuando el corazón del pueblo de Dios parecía estar dormido y frío, el corazón del Señor seguía ardiendo en pasión y más activo que nunca, Él había encontrado en el joven Samuel a un hombre conforme a su corazón, la puerta a través de la cual entraría a traer orden en su pueblo y la persona a través de la cual volvería a establecer su Reino en Israel y a afirmarlo en todas las naciones de la tierra. Sin importar cómo esté la situación a tu alrededor, qué pronósticos sociales o económicos escuches, cuánto crezca la inseguridad o qué tan fuerte sea la adversidad en la que vives necesitas saber que ¡Dios sigue siendo el Rey que tiene todo el poder y la última Palabra de todo lo que sucede! Y Él está buscando un corazón dispuesto a creer en Él, una pequeña puerta abierta por la fe donde Él pueda entrar para transformarte primeramente a ti, después a quienes te rodean y por qué no incluso influenciar la sociedad a la que perteneces. ¡Él no se ha olvidado de ti ni ha dejado de amarte! Aunque tú no lo puedas ver, ¡tus enemigos sí y le tienen pavor y respeto!, confía en el Señor con todas tus fuerzas, búscalo perseverantemente y sé el canal a través del cual Dios establezca su Poder una vez más.

Conclusiones
El arca del Señor finalmente regresó a tierras israelitas aunque todavía el pueblo no estaba listo para lidiar con ella y pasarían varios años antes de que el rey David fuera a buscarla y llevarla de regreso al centro de la adoración de Israel. Después de una etapa de prueba, aflicción y sacudimiento por parte del poder de Dios tanto entre su pueblo como entre sus enemigos la tierra estaba lista para un nuevo ciclo de vida que estaba por brotar en la nación de Israel, un hombre de Dios estaba por tomar el mando de la nación para llevarlos a reencontrarse con su Señor y retomar la relación con Él que hacía muchos años habían descuidado. El poder de Dios no es un poder pasivo que dependa de ti o de mí, es un Poder supremo activo que siempre está en movimiento, somos nosotros quienes dejamos que las adversidades nos hagan adormecernos en nuestra fe y bajar nuestro compromiso de buscarlo, seguirlo y conocerlo cada día, pero somos también nosotros quienes podemos arrepentirnos de vivir alejados de Él y doblar nuestras rodillas una vez más para pedirle que vuelva a establecer su Reino en nuestra mente y corazón. ¡Invita al poder de Dios a tomar el control total de tu vida una vez más! Sé una puerta abierta a través de la cual todo su amor y fidelidad puedan entrar a invadir tu vida, la de tu familia y la de todo el entorno en el que te desarrollas. Dios se sigue moviendo, ¡no te quedes sentado ni desvíes tu mirada de Él! Sujétate fuerte de su mano y vuelve a caminar con Él cada día de tu vida.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Dale gracias a Dios por manifestar su poder a tu favor al mandar a su hijo al morir en la cruz por ti para vencer a la muerte y darte vida eterna. Agradécele también porque por su sacrificio tenemos entrada al Cielo.
2. Dale gracias a Dios también porque Él sigue dejándole en claro a tus enemigos ¡que Él es tu Dios! Dale gracias por su protección, y por tener toda tu vida bajo su control.
3. Pídele a Dios que te enseñe a tener experiencias de fe con su poder y que te llene de su Espíritu Santo para ser guiado a conocerlo más cada día.

3 Comments

  1. Wilber

    June 23, 2016

    Lo que mas me gusta de este devocional es como encuentra el amor de Dios en cada pasaje de la Sagrada Escritua. Es como si se encendiera una luz cuando lo leo.

  2. admin

    December 10, 2014

    Muchas gracias por tus comentarios Reggina, de eso se trata la vida cristiana de ver la gracia y el corazón de Dios impreso en la Biblia, sigue por ese camino!

  3. Reggina

    December 9, 2014

    fue hermoso…vi la gracia de Dios en medio de la lectura bíblica…y su poder..para hablarnos como a sus hijos…y el mensaje que quería darnos…de su hermosa y grann protección…él nunca permitirá que caigamos o tropecemos…si permanecemos en él y eso amo saber¡

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.