Atrévete a pagar el precio de seguir a Jesús

Lectura de Hoy:
Mateo 7:13-14 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Sin embargo, la puerta de acceso a la vida es muy angosta y el camino es difícil, y son solo unos pocos los que alguna vez lo encuentran.” Mateo 7:14


Atrévete a pagar el precio de seguir a Jesús

(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

He sido cristiano toda mi vida, entiendo lo que muchas personas dicen que es hasta que uno conscientemente decide seguir a Jesús y entregarle el control de su vida que uno puede considerarse cristiano, en mi caso desde que era muy chico recuerdo hacer oraciones para que Dios me ayudara en la escuela, me cuidara en la oscuridad y me perdonara por mis malas decisiones. No recuerdo el momento exacto en que comencé a buscarlo e invitarlo a ser parte de mi vida pero sí sé que fue desde muy temprano. Por más de 30 años he vivido en muchas ciudades diferentes y por lo mismo asistido a diversas iglesias y conocido a muchos cristianos, así como he sido testigo del inicio de la vida de fe de grandes amigos también me ha tocado ver a más cristianos de los que quisiera recordar rindiéndose en su su fe y regresando a una vida lejos de Dios y de su Palabra. Cuando tenía 12 años asistí a un congreso de adolescentes en la iglesia que me congregaba en ese entonces y recuerdo que ese día le dije a Dios que sin importar lo que pudiera venir a mi vida no me iba a rendir en mi fe ni dejaría de ser cristiano sin importar lo que me costara. ¡Por supuesto que no ha sido fácil! Pero puedo decirte con total seguridad y certeza que seguir a Jesucristo es la mejor decisión que cualquier persona puede tomar, quiero animarte a que te llenes de coraje y valor y pelees contra todo aquello que quiere alejarte de tu fe, la vida cristiana únicamente puede vivirse de una manera: por experiencia personal. Puedes pasar años dentro de una iglesia y haber crecido en un hogar rodeado de cristianos y aún así ¡no haber conocido a Dios por cuenta propia! Seguir a Jesús es una decisión personal, es un precio muy alto que nadie puede pagar por ti pero que si nunca te has decidido a pagar orando, leyendo la Biblia y abriéndole tu corazón, ¡no puedes decir que ser cristiano es aburrido o no es para ti! Escoge de manera personal, voluntaria y determinante probar la vida cristiana.

Solamente tienes dos opciones
“Entren por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella”. En nuestra lectura de la Biblia sobre la cual se basa el estudio de hoy leemos a Jesús haciendo una declaración sobre las dos opciones que tenemos en nuestra vida: entrar por la puerta ancha o por la puerta estrecha. Analicemos nuestra primer opción, de la puerta ancha se dice que para llegar a ella hay un camino espacioso, fácil de encontrar y de transitar por él y que muchos escogen entrar por ella. Pero, ¿a dónde nos lleva esta puerta? La Nueva Traducción de la Biblia lo dice de una manera clara y terminante: “La carretera al infierno es amplia y la puerta es ancha para los muchos que escogen ese camino“, ¿quién verdaderamente podría escoger vivir por un camino que al final lleva al infierno y una eternidad de sufrimiento y dolor sin Dios? Quienes no conocen el final y quienes no creen hacia donde los lleva su vida. Al primer grupo de personas ¡debemos hablarle el mensaje de Salvación para que tome una decisión de cambiar el rumbo de su vida! Pero ¿y al segundo grupo que ha decidido simplemente no creer lo que Jesucristo y la Biblia enseñan que sucederá si siguen viviendo sin Dios?, necesitamos demostrarles con una vida ejemplar, recta y misericordiosa que existe una alternativa de vida emocionante, sana y plena que se están perdiendo para que venzan su orgullo e incredulidad y le den una oportunidad a nuestro Salvador.

El precio a pagar
“Sin embargo, la puerta de acceso a la vida es muy angosta y el camino es difícil, y son solo unos pocos los que alguna vez lo encuentran”.  La segunda alternativa de la que habla Jesús es la puerta estrecha, para llegar a ella hay un camino angosto y difícil de caminar, pero no solamente de caminar dice la Biblia sino también ¡de encontrar! Porque algo que nos cuesta entender a los cristianos es que la vida cristiana no solamente se trata de pedir sino como lo vimos en el estudio de hace un par de días, también se trata de llamar a la puerta y de buscar el corazón de Dios. Dios nos ha dejado su Escrituras para que busquemos en ella lo que le agrada, lo que quiere de nosotros y la sabiduría que necesitamos para las decisiones de cada día y sin embargo, ¡son escasos los minutos del día que invertimos en buscarlo! El poco tiempo que pasamos a su lado es para pedirle algo que necesitamos o para agradecerle algo que ya nos dio pero, ¿cuánto usamos para descubrir algo nuevo de Él y de la vida que quiere que vivamos? Caminar por donde Dios quiere que vayamos, ¡no es fácil! No es un camino que cualquier persona incrédula pueda caminar, tampoco lo pueden hacer quienes viven para sus placeres o quienes menosprecian al Señor y su Palabra, ¡solamente aquellos que ponen su atención en el siguiente paso que van a dar! Porque si algo tiene un camino angosto es que si no ves por donde vas puedes tropezarte o caerte y salirte de él. Y una vez fuera de él ¿con qué sino con la luz de la Biblia podremos encontrar como regresar a tomar el rumbo correcto? Seguir a Jesús implica dejar de seguir a todos los demás, incluyendo tu corazón, tus emociones, tus amigos, tus sueños y tus planes. Es más fácil hacer lo que todos hacen e ir por el camino ancho que no demanda ningún compromiso ni sacrificio, pero el final es completamente opuesto.

Conclusiones
En diferentes lugares de la Biblia Dios nos invita a considerar las dos opciones que tenemos enfrente y así como Jesús nos invita a entrar por la puerta estrecha también nuestro Padre nos anima a escoger la vida que tiene para nosotros. En el primer libro de los Reyes capítulo 18 encontramos la siguiente pregunta: “«¿Hasta cuándo seguirán indecisos, titubeando entre dos opiniones? Si el Señor es Dios, ¡síganlo! Pero si Baal es el verdadero Dios, ¡entonces síganlo a él!»” y en el capítulo 30 de Deuteronomio leemos la siguiente invitación: “Hoy te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre bendiciones y maldiciones. Ahora pongo al cielo y a la tierra como testigos de la decisión que tomes. ¡Ay, si eligieras la vida, para que tú y tus descendientes puedan vivir! Puedes elegir esa opción al amar, al obedecer y al comprometerte firmemente con el Señor tu Dios. Esa es la clave para tu vida“. El mensaje de la Palabra de Dios es claro: ¡escoge seguir a Jesús!, ¡escoge poner tu fe, confianza y esperanza en el Creador del Universo que te ama y conoce como nadie más lo ha hecho ni lo hará por tu vida y por la eternidad! ¡No sigas más indeciso entre el pecado y la integridad, entre tomar el control de tu vida o entregárselo a tu Salvador! Toma una decisión firme, determinante y perseverante ¡de una buena vez! Nadie sabe cuando será el último día de su vida, pero lo que sí sabemos que dice la Biblia es que el día de hoy todavía puedes decidirte por Cristo y rendirte a Él, porque únicamente la decisión de creer en Jesús te llevará a encontrar el camino angosto, permanecer en él y cruzar por la puerta que te lleve a la vida eterna. Las Escrituras enseñan en el capítulo 5 de la primera carta de Juan que: “Este es el testimonio que Dios ha dado: él nos dio vida eterna, y esa vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Si nunca has hecho una oración para pedirle a Jesucristo que entre a vivir en tu corazón y que tome el control de tu vida, ¡Hoy es el día indicado para hacerlo! Haz una oración en voz audible donde le pidas perdón por tus pecados, invítalo a que entre a vivir en tu corazón, dile que le entregas el control de tu vida y pídele que te guíe a conocerlo al leer su Palabra y a encontrar a personas que le amen y te ayuden en el inicio de tu vida cristiana.
2. ¡Decídete de una buena vez a escoger la vida! Ciérrale la puerta a todo pecado que estás tolerando en tu vida, comprométete a leer la Biblia, ¡invierte tiempo en buscar el corazón de Dios y lo que tiene para ti!

No Comments

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios