Nuestra vida está en las manos de Dios

Lectura de Hoy:
Génesis 45:1-15
 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Dios me hizo llegar antes que ustedes para salvarles la vida a ustedes y a sus familias, y preservar la vida de muchos más. Por lo tanto, fue Dios quien me envió a este lugar, ¡y no ustedes!.” Génesis 45:7-8

Nuestra vida está en las manos de Dios
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Cuando estaba chico pasé por varios años en los que sentía que no tenía la atención suficiente de mis padres ni de los demás que me gustaría tener lo cual me causó ser altamente vulnerable a las críticas de otros así como cultivar un fuerte temor por ser rechazado. En esa época de mi vida batallé para ser parte de algún grupo de amigos pues por los mismos traumas que atravesaba no me era fácil establecer amistades duraderas. Con el paso de los años Dios fue trabajando en mi carácter y mi corazón y un día me invitaron a tomar una responsabilidad en la iglesia al frente de un equipo de trabajo, era un equipo del que muchos querían ser parte por las funciones que teníamos y recuerdo que varios de los que me rechazaban cuando era más chico llegaron a pedirme una oportunidad de ser parte de este equipo. ¿Alguna ves has experimentado algo similar? Tal vez en tu trabajo un buen día te ascienden a ser el jefe de quienes te criticaban o maltrataban, tal vez entre tus amigos sucede que desarrollas una habilidad que otros no tienen y al ganarte cierta popularidad te buscan quienes antes te menospreciaban. ¿Cómo reaccionamos ante estas situaciones?: “¡Ahora sí vienen verdad, pues ahora verán lo equivocado que estaban al rechazarme!”. Los humanos solemos tener una mirada muy corta, sea que nos vaya bien o nos vaya mal creemos que solo vivimos para el momento, no nos es fácil reaccionar con gratitud ante una oportunidad que nos dan sino que nuestro orgullo nos quiere convencer que “la merecíamos”; de igual manera no tenemos la sabiduría suficiente para ver más allá del día de hoy y entender que ha sido Dios quien nos trajo hasta aquí y será Dios quien nos guiará a cada paso de nuestra vida, sean días buenos o malos, Él siempre estará en control de todo.

Lo que sucedió en el pasado: Ha sido Dios
Pero no se inquieten ni se enojen con ustedes mismos por haberme vendido. Fue Dios quien me envió a este lugar antes que ustedes, a fin de preservarles la vida.” Ahora que hemos estado leyendo y conociendo más sobre la historia de Dios obrando en la vida de José imagina que pudiéramos hacer algunas paradas en el camino para tratar de experimentar lo que experimentó José.
1) Primera parada: Un hijo amado y consentido. En esta etapa ¡todo nos va bien! Dios es muy bueno y cuida de nosotros.
2) Segunda parada: Arriba del carro de los madianitas junto con otros esclavos con rumbo desconocido. ¡Dónde está el Dios que cuidaba de mí! ¡Qué va a pasar conmigo! ¿A dónde me llevarán? ¿volveré a ver a mi padre? ¿por qué me pasa esto a mí?
3) Tercera parada: Esclavo en casa de Potifar. Aún hay mucho dolor del pasado, extraño mi casa donde lo tenía todo, no entiendo el odio de mis hermanos, al menos cada vez me va mejor aquí, tal vez un día alcance mi libertad.
4) Cuarta parada: Mi primera noche en la cárcel. ¡Yo no hice nada malo! No merezco estar aquí. Me secuestraron y trajeron a Egipto de manera injusta y ahora estoy en esta cárcel. ¿Cuánto tiempo iré a estar aquí? ¿Algún día seré libre?
5) Quinta parada: Una semana después de que el copero del faraón fue restaurado a su puesto. Seguramente el copero ya le habló de mí al Faraón como le pedí. ¡Esto podría cambiar en cualquier momento! ¡Mi libertad está cerca!
6) Sexta parada. 2 años después aún en la cárcel. Una mañana más, mientras pensamos: “Dios ha sido bueno, Él tiene el control de todo”, de pronto alguien nos dice: el Faraón pregunta por ti, tuvo unos sueños que no entiende y nadie pudo interpretárselos.

Dios siempre tiene un plan desarrollándose en tu vida
Dios me hizo llegar antes que ustedes para salvarles la vida a ustedes y a sus familias, y preservar la vida de muchos más.” Qué fácil es al conocer toda esta historia llegar a la misma conclusión que llegó José: fue Dios quien lo envió a Egipto con un plan para salvarle la vida a él, su familia y a muchos más que vendrían. Pero si analizamos algunos de los altos en el camino del párrafo anterior, ¡en ninguna manera fue fácil pasar por todos estos eventos! Rechazos, menosprecio, abandono, ingratitud, injusticias, ¡el corazón de José fue golpeado en múltiples ocasiones! Y sin embargo en la lectura del día de hoy al revelarle a sus hermanos que él era aquel al que habían vendido no les reclamó nada, no los acusó, amenazó ni rechazó. ¡Tenía bien en claro que Dios estaba detrás de cada detalle de su vida! Hagamos hoy un alto en nuestra historia personal, ¿en qué etapa de tu vida estás? Tal vez hasta hace poco todo iban bien y ahora una serie de eventos “injustos” han sacudido tu corazón; tal vez estás en una etapa donde pareciera que las pruebas llegan una tras otra a tu vida; tal vez estás pasando por un abandono inmerecido o has sido acusado injustamente por algo que no hiciste; o tal vez un día de estos te levantarás creyendo que es un día más pero alguien te mandará llamar para que realices la tarea de tu vida, para que tomes la responsabilidad que te cambiará por completo de rumbo. La realidad es que Dios está desarrollando su plan en tu vida, la pregunta más importante que debemos hacernos hoy es: ¿llegará mi corazón sano, lleno de fe y preparado al día en que me manden llamar para cumplir con los propósitos para los que Dios me creó?

Conclusiones
Por lo tanto, fue Dios quien me envió a este lugar, ¡y no ustedes! Y fue él quien me hizo consejero del faraón, administrador de todo su palacio y gobernador de todo Egipto.” Es Dios quien está detrás de cada etapa de tu vida formando tu corazón y preparándote para cumplir su voluntad y sus propósitos en ti. Pero más importante que lo que estás experimentando es lo que estás permitiendo que suceda en tu corazón. Somos los responsables de lo que dejamos crecer y echar raíces en nuestra mente, emociones y lo más profundo de nosotros. Todos en la vida pasaremos por experiencias que nos invitarán a llenarnos de amargura y negar nuestra fe, más de una vez voltearemos a todos lados sin percibir a Dios cerca de nosotros aunque Él siempre esté allí, a veces vendrán las pruebas no de una por una sino ¡todas juntas a tu vida! pero te aseguro que si hoy pudiéramos adelantarnos en el tiempo en tu vida para hablar con quien llegarás a ser en el futuro si no te rindes en tu fe sino al contrario te abrazas más fuerte que nunca de Dios te dirías a ti mismo: “¡no te rindas!, ¡ahora me doy cuenta que Dios tenía un plan en medio de lo que pasaste!, ¡vale la pena seguir a Jesús!, ¡pasa más tiempo con Él y no cargues tantos años esas heridas que tanto mal te hicieron!, ¡no vale la pena!”. Una historia que inició con un: “fui secuestrado y vendido como esclavo” terminó con un: “Dios me hizo consejero de faraón, administrador de todo su palacio y gobernador de todo Egipto”. ¡Impresionante! ¿Qué será lo que Dios tiene para ti? Pon tu vida en sus manos, descansa en Él, no te rindas en tu fe, búscalo más fuerte que nunca antes, escoge el perdón y la sanidad en tu corazón, ¡Dios tiene un plan para ti! “Porque aún un poquito y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; y si retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.” (Hebreos 10:37-39)

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Dale gracias a Dios porque siempre cuida de ti aunque a veces no lo puedas percibir. Dale gracias por su amor, su cuidado y porque Él tiene un plan desarrollándose en tu vida en este momento.
2. Pídele a Dios que te ayude a sanar tu corazón, que aumente tu fe, que te dé una nueva esperanza y te permita llegar con un corazón correcto al cumplimiento de sus planes para ti.

4 Comments

  1. Luis E. Cortez

    June 10, 2018

    Muy bueno,me he identificado a modo personal con el.Y me ha permitido entender circunstancias del pasado y como estas fueron un plan de preparacion para hoy,y de que manera puedo transmitirla a otras personas.Dios los bendiga grandemente

  2. Erika

    February 17, 2016

    Me gusta mucho leer esto es de gran bendicion
    Gracias x compartir
    Bendiciones

  3. admin

    July 31, 2014

    Muchas gracias por tu comentario Ingrid,
    Es nuestro anhelo que cada estudio ayude a la gente a crecer en su fe conociendo más del corazón de Dios.

    Ayúdanos compartiéndolo con otros para que más gente sea expuesta a la verdad de la Palabra de Dios

  4. ingrid

    July 30, 2014

    La verdad. No se quien esta haciendo este estudio. Pero los bendigo… Realmente esta palabra me edifica. Gracias

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.