Cuando no entendemos lo que Dios hace

Lectura de Hoy:
Romanos 11:25-36 (Da un clic en el pasaje para leerlo)


Versículo clave:
“Pues, ¿quién puede conocer los pensamientos del Señor? ¿Quién sabe lo suficiente para aconsejarlo?.” Romanos 11:34

Cuando no entendemos lo que Dios hace
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Más de una vez me he encontrado con situaciones en mi vida que no puedo comprender, por más que trato de encontrarle un sentido lógico muchas veces mi sentido de “justicia y equidad” no queda saciado y concluyo que lo que me sucede no lo merezco, no lo provoqué y valga la redundancia que es injusto. ¿Cómo reaccionamos a los eventos de la vida que no nos gustan? ¿Molestos?, ¿deprimidos?, ¿con amargura?, ¿con rebeldía?, ¿con desilusión o desprecio? Cuando lo que sucede creemos que fue causado por alguna persona podemos incluso hasta apartar a esta persona de nuestra vida por un tiempo pero, ¿qué pasa cuando lo que sucede fue algo que Dios permitió? Hoy en día existen muchas personas ofendidas con Dios, hay áreas de su vida en las que no confían que Él pueda tener el control porque alguna herida del pasado que no pudieron resolver con su entendimiento no ha podido sanar. ¿Nos debe Dios alguna explicación por las cosas que hace o por aquellas que permite que sucedan en nuestra vida?

No lo entenderíamos
“¡Qué grande es la riqueza, la sabiduría y el conocimiento de Dios! ¡Es realmente imposible para nosotros entender sus decisiones y sus caminos!” El apóstol Pablo hace esta declaración que acabamos de leer en la lectura de hoy del capítulo 11 de su carta a los cristianos en Roma, ¡cuánta verdad hay en ella! Aunque muchos creen que Dios debería darnos cuenta y hasta se las exigen lo cierto es que aunque por su misericordia Dios nos explicara sus planes ¡no los entenderíamos! Dios mismo a través del profeta Isaías lo dijo de la siguiente manera: “Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que sus caminos, y mis pensamientos más que sus pensamientos.” Hay una inmensidad de diferencia entre nuestra sabiduría y la sabiduría de Dios, lo mucho que conozcamos de la vida es insignificante contra lo que conoce quien siempre ha existido por la eternidad, tan solo humanamente hablando lo mucho que el hombre conoce de este mundo es prácticamente nada contra lo que conoce quien recorre cada rincón del universo en un instante.

Nuestro Dios es Soberano
“¿Quién puede conocer los pensamientos del Señor? ¿Quién sabe lo suficiente para aconsejarlo? ¿Y quién le ha entregado tanto para que él tenga que devolvérselo?” El significado de la palabra soberano (www.rae.es) es: “que ejerce o posee la autoridad suprema e independiente”. No hay poder ni autoridad en el cielo ni en la tierra que estén por encima de nuestro Señor, ¡nadie puede siquiera comparársele! Todo lo que somos y tenemos es porque Él lo ha permitido y nos lo ha dado, todo se lo debemos a Él y toda nuestra vida es para Él. “Todas las cosas provienen de él y existen por su poder y son para su gloria“. Cuando logramos entender la soberanía de nuestro Dios y la asociamos con nuestro conocimiento de que este poderoso, eterno e incomprensible Dios nos amó tanto que mandó a su hijo a morir por nosotros para perdonarnos ¡esto sí que parece algo ilógico y difícil de entender con nuestra mente! Por más absurdo que este plan pareciera si lo vemos desde afuera, cuando estamos dentro de Él nos damos cuenta que es lo mejor que nos pudo haber sucedido el ser alcanzados por su misericordia para un día compartir su eternidad a su lado.

Conclusiones
Uno de los versículos que más me gusta en la Biblia cuando paso a través de situaciones que no comprendo está en Juan 13:7 cuando Jesús le dice lo siguiente a Pedro: “Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después“. Saber que el Señor del Universo que ama de una manera incomprensible está a cargo de todo lo que sucede me llena de paz y seguridad. Porque una y otra vez en mi vida Dios me ha demostrado que sus ideas y sus planes siempre son mejores que los míos, sus tiempos para responder mis peticiones son perfectos, aquellas cosas que me ha negado ¡me hubiera hecho mucho daño recibirlas! y aquellas que me ha dado ¡me han bendecido más de lo que pude algún día imaginar! Sus maneras, sus tiempos, sus pensamientos y caminos son perfectos ¡son tan grandes e incomprensibles como su amor! Cuando Dios está en control, que siempre lo está, no nos queda más que descansar en su amor y soberanía porque todo lo que pase en nuestra vida siempre será bajo su señorío y de acuerdo a sus propósitos.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Pídele a Dios que te muestre aquellos eventos o experiencias en tu vida que no has podido resolver y te estén causando daño (depresión, amargura, rebeldía, etc.) conforme te los vaya recordando pídele perdón por tus reacciones equivocadas, por no cederle el control y por ofenderte contra Él. Dale gracias porque así como dijo Jesús un día entenderás por qué sucedieron y disfrutarás la bendición que todo esto por más ilógico que suene traerá. ¡Sé libre de estas cargas! Si Dios entiende por qué sucedieron y lo aprobó, acéptalo, déjalo en sus manos y sigue adelante con tu vida.

2 Comments

  1. Yago

    February 12, 2018

    Gracias por este escrito. Se que algún día veremos o entenderemos la respuesta de Dios.
    Mas yo llevo padeciendo y orando por una aflicción crónica que no me deja vivir. y cada vez me cuesta más creer en un milagro.

  2. Isabel Napoles

    July 24, 2017

    Gracias por estos devocinales que son mi guía cada mañana para estar en comunicación con Dios bendiciones para ustedes .

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.