La Felicidad en seguir a Cristo

Lectura de Hoy:
Mateo 5:1-12 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Dios los bendice a ustedes cuando la gente les hace burla y los persigue y miente acerca de ustedes y dice toda clase de cosas malas en su contra porque son mis seguidores.” Mateo 5:10 NTV


La Felicidad en seguir a Cristo

(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Alguien dijo alguna vez que: “Seguir a Jesús es la tarea más difícil y arriesgada que una persona puede realizar, de hecho lo único más difícil en esta vida es atreverse a vivir sin Jesús”. Conforme pasan los años la sociedad se ha inclinado a aceptar todo lo que alguna vez era considerado malo o incorrecto. Bajo la idea de que todos tenemos derecho a hacer lo que queramos siempre y cuando no afectemos a otros se han justificado cualquier cantidad de acciones que la Biblia claramente señala que son pecado y que Dios reprueba rotundamente. Dicho en pocas palabras de acuerdo a la Palabra de Dios quien comete acciones como el adulterio, sexo fuera del matrimonio (fornicación), el homosexualismo y muchas otras cosas que hoy se aceptan, ¡no irán al Cielo ni estarán con Dios por la eternidad! Habrá personas que se ofendan con esta declaración pero la Biblia la escribió Dios, ¡Él puso las reglas! Nos encanta como seres humanos sentarnos en el trono de Dios y jugar a decidir qué es lo bueno y qué es lo malo. Nos dejamos llevar por modas, por ideas de la sociedad y por una corriente de pensamiento que nos dice que “el placer personal está por encima de todo”; pero un día todos estaremos delante del trono de Dios y rendiremos cuentas sobre las decisiones que tomamos y lo que hicimos con nuestra vida, seremos juzgados de acuerdo a si vivimos siguiéndolo a Él o siguiendo nuestros propios placeres y deseos desordenados.

Jesús fue perseguido
Cuando leemos en los evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) la historia de la vida de Jesús encontramos que muchas personas de su tiempo no estuvieron de acuerdo con él. Lo acusaron de estar endemoniado (Juan 7:20), lo intentaron apedrear (Juan 10:31), por causa de su mensaje fue escupido, humillado, golpeado con puños y con varas, lo desnudaron, le hirieron con espinas en su cabeza, y finalmente ¡lo crucificaron a Él en lugar de a Barrabás un delincuente acusado de asesinato que salió libre en su lugar! En innumerables ocasiones fue criticado y en su momento de mayor dolor recibió burlas de sus enemigos y el abandono de sus amigos. Lo único Jesús que hizo para recibir todo esto a cambio fue: ¡hablarles el mensaje de salvación y del amor del padre! Por supuesto que su mensaje señaló todo lo que no agradaba a Dios y cuando la gente se sintió expuesta en lugar de arrepentirse decidió eliminar toda fuente de verdad para seguir disfrutando de sus placeres y pecados sin culpabilidad.¿No estamos haciendo lo mismo el día de hoy cuando toleramos el pecado en nuestra vida o en la de nuestra familia sin hacer algo al respecto? Para que el mal avance solamente es necesario que la gente que puede detenerlo no lo haga. ¡El mensaje de Jesús es igualmente acogedor como revelador! Vivir de acuerdo a los principios que Jesucristo enseñó ¡es un reto cada vez mayor en la sociedad que vivimos! Pero obedecerlo ¡es nuestra única alternativa! Si Jesús fue perseguido por hablar de la verdad, ¡tengamos el valor nosotros también de defender esa verdad y el mensaje de salvación con una vida ejemplar que rete los estándares de rectitud y santidad que le hacen falta a esta sociedad!

Seguidores de Jesús
“Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz cada día y seguirme” (Lucas 9:23). Llamarse “cristiano” es mucho más que asistir a una iglesia, llevar una Biblia bajo el brazo y saberse de memoria algunas canciones con letra “cristiana”. Seguir a Jesús es mucho más que tener una religión y que simpatizar con un grupo de personas. Ser discípulo de Jesucristo te va a costar ¡todo lo que eres y todo lo que tienes! Porque la única manera de seguirle es renunciando a todo deseo egoísta de vivir al grado que prácticamente uno muere a sus sueños, sus anhelos y sus pasiones para que entonces la vida de Dios literalmente nos invada y comience un proceso de renovación y transformación total. Ser cristiano es una decisión de cada día, Jesús lo dejó en claro, es tomar la cruz, pagar el precio, enfrentar las burlas, críticas, difamaciones y todo tipo de amenaza para llevar su nombre muy en alto. ¡Felices los que han decidido pagar el precio de seguir a Jesucristo!, ¡Felices los que están dispuestos a que todos sepan que son cristianos y a vivir de manera ejemplar e irreprensible para poner en alto a su Salvador!, ¡Felices quienes sufren por la verdad del Evangelio pues al hacerlo son compañeros de sufrimiento de Jesucristo! ¡Felices quienes han entendido que el significado más alto que puede tener la vida de alguien está en conocer, seguir y obedecer a su Señor!

Conclusiones
El apóstol Juan cita en el capítulo 15 del Evangelio que escribió las siguientes palabras de Jesús: “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”. Jesucristo ya cumplió con su parte de esta declaración y puso su vida por nosotros, venció a la muerte eterna y al poder esclavizador del pecado para que tú y yo tengamos la oportunidad de vivir en libertad en esta vida y de tener vida eterna a su lado. ¡Ahora nos toca a nosotros poner nuestra vida por nuestro amigo y Salvador! ¡Claro que cuesta seguir a Jesús! Pero, ¡no estamos solos! Él prometió estar con nosotros todos los días de nuestra vida, prometió darnos su amor, su paz, su fuerza y su poder para cada día y cuando seamos débiles, tiene su gracia y perdón para levantarnos. Dios no es deudor de nadie, todo lo que inviertas en Él lo cosecharás en esta vida y en la eternidad. No hay personas más felices en la tierra que aquellos que comprenden estos principios que Jesús enseñó en su primer sermón público. Jesucristo nos está invitando a cambiar el enfoque de nuestra vida, a dejar de pensar que todo se trata de nosotros y entender que por Él y para Él fueron hechas todas las cosas. La vida cristiana se trata de entender la voluntad de nuestro Creador mediante una relación personal con Él para vivir agradándole y llevando su mensaje de vida a todos los que nos rodean. ¡Felices los que tienen una relación personal con Jesús que va mucho más allá de una religión, ritual o costumbre! ¡Felices los que se encuentran con el corazón de Dios en su Palabra! ¡Felices los que resisten al pecado para agradar al Señor! ¡Felices los que pagan el precio para vivir como verdaderos cristianos e hijos de Dios! Jesús terminó las bienaventuranzas haciendo esta declaración en el versículo 12 del capítulo 5 del Evangelio de Mateo: “¡Alégrense! ¡Estén contentos, porque les espera una gran recompensa en el Cielo!”

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Hoy es un buen día para que reafirmes tu compromiso diario por seguir a Jesús. Pídele que te muestre las áreas de tu vida en las que no has dejado que Él sea tu Señor y sé valiente para tomar las decisiones de cortar con lo que te hace daño y abrazar lo que lleva a conocerlo más.
2. Dale gracias a Dios por enviar a su hijo a morir por ti, por su salvación y amor tan grande. Dale gracias a Jesús por dar su vida en la cruz por ti, por enfrentar toda la adversidad y el dolor solamente por alcanzarte a ti.

No Comments

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios