Dios Conoce a los que son Suyos

Lectura de Hoy:
2a Timoteo 2:14-21
 (Da un clic en el pasaje para leerlo)

Versículo clave:
“Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.” 2a Timoteo 2:19

Dios Conoce a los que son Suyos
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

En una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. Dios nos amó a todos por igual al darnos la misma oportunidad a cada ser humano de permitirle ser el Señor de nuestra vida, envió a su Hijo Jesús a morir en la cruz derramando toda su sangre por cada uno de nosotros, no hizo acepción de personas, no murió por algunos cuantos ni restringió la entrada a su Presencia a ciertas personas que fueran “más buenas” o “más piadosas”, a todos nos amó por igual. Sin embargo, no todos los le dimos la oportunidad de dirigir nuestra vida, hubo quienes aceptamos su salvación y señorío y quienes lo rechazaron apartándose de Él. Dios sabe perfectamente quienes son suyos y quienes viven sin esperanza ni salvación. El apóstol Pablo hablando sobre esto menciona que en una casa grande hay utensilios de usos honrosos y otros de usos viles, aquellos que recibimos a Cristo en nuestro corazón recibimos la adopción y nos convertimos en hijos de Dios, pero aquellos que lo han rechazado son usados por el enemigo para causar muerte y destrucción.

Aprobados por Dios
Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. El diligente es aquel que se apresura por hacer lo que debe hacer, Dios sabe que cometeremos errores, que muchas veces tomaremos decisiones equivocadas que traerán vergüenza y suciedad en nuestra vida pero Él no desea que nos sentemos a lamentarnos de nuestros errores ni que huyamos de Él cubiertos por la vergüenza, ¡al contrario! Quiere que rápidamente procuremos presentarnos delante de Él para ser aprobados, ¿quién puede aprobar a alguien imperfecto e incapaz? Únicamente aquel que tiene el poder para restaurarlo y formarlo. ¡Quién mejor que Dios para llevarle a Él nuestras frustraciones y nuestras penas! El apóstol también menciona que además de presentarnos delante de nuestro Señor debemos usar bien la palabra de verdad. ¿A qué se refiere con esto? Cuando no somos prontos para ir delante de Dios a buscar su perdón damos lugar a que pensamientos de mentira nos inunden: “Dios no te ama, estás en pecado, no tienes solución, eres una vergüenza, eres un fracasado”, etc. ¡Entre más nos tardamos en arrepentirnos más pesada se hace nuestra carga! Deja de lamentarte y autocompadecerte, ponte de pie y preséntate delante de tu Señor buscando perdón, restauración y formación, Él puede reparar todo lo que tú no puedes.

Conocidos por Dios
Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. Dios te conoce, sabe de lo que eres capaz tanto de lo bueno como de lo malo, ¡tus errores no lo sorprenden!, ni mucho menos tus aciertos. Él te creo y sabe todo de ti. ¿Por qué ir a otras personas o lugares a buscar solución y ayuda cuando nuestro Creador ha abierto la puerta de su Reino para que nos acerquemos a Él? Dios demanda de ti que te apartes del mal, que te acerques a Él e inviertas en conocerlo. Cuando le permitimos dirigir nuestra vida y le confiamos no sólo nuestros buenos días sino también nuestros días obscuros Él se sienta en el trono de nuestro corazón y comienza un proceso de restauración y formación, a veces tomará más de lo que quisiéramos, pero si nos mantenemos constantes en nuestro compromiso Dios cumplirá su parte. Él no es deudor de nadie, su fidelidad te llevará a una vida de plenitud si tu perseverancia te mantiene a su lado.

Conclusiones
Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra
. Dios quiere usar tu vida, todos llegamos Él como instrumentos que no servíamos más que para ser desechados, conforme le abrimos nuestro corazón y le cedimos el señorío de nuestra vida Él nos fue limpiando, santificando y preparando para ser usados por Él. Dispón tu corazón para hacer su voluntad, apártate del mal, busca diligentemente la aprobación de tu Señor y conoce a aquel que te conoce tal cual eres y que tiene el poder de tomar un puñado de polvo y con su aliento llenarlo de vida.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. ¿Has estado peleando contigo mismo para sentirte aprobado y valorado? Estás buscando en el lugar equivocado, tu aprobación, tu valor y tu significado provienen de tu Creador. Ora ahí donde estás y pídele perdón por poner tu mirada en tus capacidades y no en las de Él, pídele que te llene de su paz y aumente tu fe.
2. Invierte tiempo en conocer a Dios, ábrele tu corazón, exponle tus necesidades, dale la oportunidad de consolarte y formarte.

No Comments

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.