Poder, Amor y Dominio Propio

2a Timoteo 1 (Da un click en el pasaje para leerlo)

Versículo para memorizar:
“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” 2a Timoteo 1:7

Poder, Amor y Dominio Propio
(No olvides leer las instrucciones del lado izquierdo antes de comenzar)

Capacidad, determinación y amor; cuando se alinean estas tres en nuestra vida solemos dar lo mejor de nosotros llevándonos a nuestros límites con tal de alcanzar aquello que perseguimos. Si agregamos fe y nos tomamos de la mano de nuestro Señor, ¡podemos lograr cualquier cosa que Él nos pida hacer! El apóstol Pablo le recomendó a su discípulo Timoteo en el pasaje de la lectura de hoy: Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti. Avivar nuestra pasión por Dios es tarea de nosotros, mantener la llama de su amor nos da el poder y el dominio propio que necesitamos para vivir la vida cristiana y alcanzar todo lo que tiene para nosotros.

Una Fe Verdadera
Trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti
. Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía sino de poder. La fe se fortalece con el conocimiento y la confianza que depositamos en nuestro Señor y se debilita cuando quitamos nuestra mirada de Él y la ponemos en las circunstancias a nuestro alrededor. El verdadero amor, el poder sobrenatural y el dominio propio que nos da Dios ¡no se pueden fingir! Para todos es evidente cuando los tenemos y cuando no. Pablo le decía a Timoteo que él sabía que tenía una fe no fingida, es decir que era real y verdadera. Al hacer esta declaración el apóstol dio a entender que es posible fingir nuestra fe, y la mayoría de los casos que se pretende tener algo que no se tiene es cuando no estamos dispuestos a pagar el precio por obtenerlo.

Ser Cristiano es para Valientes
Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor…  sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios.  Dios deposita su poder en aquellos que están dispuestos a usarlo y que tienen una vida estable que les permitirá hacer un buen uso de él. ¿Cómo nos dará su poder cuando titubeamos en hablarle a otros sobre su salvación?, ¿cómo esperamos ver sus milagros cuando nos da pena que otros se enteren de nuestra fe y cedemos ante la presión de otros en lugar de aferrarnos a lo que creemos? Seguir a Cristo es para valientes, para personas comprometidas y listas para esforzarse por alcanzar aquello para lo cual el amor de Dios los alcanzó primero. ¡No te avergüences de tu fe! No permitas que las críticas o burlas te frenen, ¡nada detuvo a Jesús de salvarte e ir a la cruz a morir por tus pecados!

Dios tiene un Propósito para ti
Nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos. Dios no necesita tus capacidades y habilidades para cumplir su plan en tu vida, solamente está buscando que en tu corazón haya fe para creer que Él te quiere y puede usar. No se trata de nuestras obras ni nuestros planes o sueños, sino de los suyos. Aprender a ceder para agradarle es el primer paso hacia el dominio propio, cuando permitimos que Él entre a nuestro corazón recibimos su gracia para vivir en santidad.

Conclusiones
Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso
... Cuando entendemos quién está con nosotros le restamos importancia a quien sea que venga contra nosotros. Nada se resiste al poder de Dios, no hay tentación o pecado que mediante su gracia y Espíritu no podamos sujetar bajo el dominio propio, nada es más grande que su amor por nosotros. Correspondámosle con nuestro amor, compromiso y entrega. Dios quiere usar nuestras vidas, tiene un propósito para nosotros, nuestra parte es armarnos de valor para vivir con una fe firme y persistente.

Ideas para tu Oración de Hoy
1. Pídele a Dios en tu oración de hoy que te llene de su poder, amor y dominio propio para vivir la vida cristiana agradándole en todo.
2. Si has notado que finges tu fe aparentando algo que no tienes o buscas, pídele perdón a Dios y llénate de valor y perseverancia en conocerlo para afirmarte en Él.

No Comments

¿Que te parecio el estudio? Dejanos tus comentarios