Mucho más que Oidores: Hacedores

Solemos excusarnos tras nuestras buenas intenciones pero la verdad es que una intención no es más que un acto que nunca se llevó a cabo. La vida cristiana se construye con decisiones de fe tomadas cada día sin importar el precio que tengamos que pagar. Es nuestra obediencia la que nos hace justos delante de nuestro Dios, conocer la Ley no tiene valor sino la obedecemos, saber que existe Dios no sirve de nada si no decidimos leer su Palabra y pasar tiempo con Él para conocerle.

Nuestras acciones tienen Consecuencias

Ningún argumento es válido para vivir en pecado ni para ser condescendiente con nuestras áreas débiles y nuestros malos hábitos. Todas nuestras acciones tendrán consecuencias, nuestra única esperanza es que nuestro Salvador nos libere y nos perdone para que en el juicio de Dios en lugar de ser declarados culpables seamos declarados redimidos.

El Tribunal de Cristo

¿Te imaginas qué pasaría si al morir resulta que Dios sí es real y de pronto abres los ojos ante el tribunal de Cristo donde serás juzgado de acuerdo a tus acciones y tu fe? Porque si hemos vivido pensando que esto no sucederá o que el tribunal será un mero trámite y resulta que estábamos equivocados lo lamentaremos toda la eternidad. Hoy todavía hay tiempo de tomar decisiones que cambien todo lo que sucederá el día que como dice la Palabra de Dios estaremos ante su tribunal para ser juzgados y recibir como veredicto final el pasar una eternidad con él o una eternidad en las tinieblas con lamento y dolor.

¿Realmente Crees que Jesús Resucitó?

Creer que Jesús existió no requiere fe, pues hay pruebas de que existió, tampoco se requiere fe para creer que murió crucificado, lo que requiere fe es creer que al tercer día resucitó y más aún que resucitó porque al ser el Hijo de Dios tenía el control sobre la vida y la muerte y volvió de la muerte venciendo al diablo para darnos salvación y llevarnos un día al Cielo junto a Él. Si crees que tener fe es conocer la parte histórica de la vida de Jesús tienes una definición errónea de fe, pues para conocer esto únicamente requieres un libro de historia, la fe aparece cuando en tu corazón puedes creer que Jesús vive hoy y que es posible tener una relación personal con Él.

Todos veremos a Dios Cara a Cara

Todos algún día estaremos delante del trono de poder y majestad de Dios, los que creímos y los que no creyeron, todos seremos llamados a dar cuentas ante el tribunal del Cielo, algunos se toparán con su juez que los condenará a una eternidad sin Él por su incredulidad pero otros tenemos una esperanza y un anhelo en el corazón, al menos por mi parte puedo decir que yo me encontraré con mi Padre Eterno y mi Salvador, el Dios que levantó mi cabeza vez tras vez, mi amigo íntimo, mi más profundo amor, mi redentor. ¿Con quién te encontrarás tú?