¿Puede Olvidarnos Dios?

Tan pronto sucede algo inesperado en nuestras vidas escogemos pensar que Dios nos ha olvidado o que seguramente hicimos algo malo y nos está "ignorando" intencionalmente. ¡Cómo podemos creer que el amor perfecto, eterno e inmenso de nuestro Señor podría voltear a ver hacia otro lado en el día de nuestra aflicción y dolor! ¡Dios no nos abandona en nuestro pecado! Al contrario, nos ofrece, gracia, misericordia y perdón. Piénsalo un poco, Moisés realmente había hecho algo malo, ¡era un asesino y aún así Dios fue a buscarlo al desierto para encontrarse con Él! El mismo amor que Dios tuvo por Moisés lo tiene por ti.

El Amor hacia los demás

¡Todo se trata de una relación de amor con Dios! Puedes ir muchas veces a la iglesia, ser una persona "buena", leer muchos libros cristianos, aprenderte versículos de memoria y hasta hablar como cristiano pero si no tienes una relación de amor con Dios tu cristianismo es solamente un conjunto de buenas intenciones, reglas y religión. Nadie que no tiene una relación personal con Dios debería llamarse a sí mismo cristiano.

Gracia Gratuita e Inmerecida

¡No hay manera de que podamos merecer o ganarnos la salvación de Dios! Su amor no depende de nosotros, no se trata de qué tantas "buenas" acciones hagamos ni de qué tan santos parezcamos, su amor está ligado a su personalidad fiel y permanente, hemos sido salvos ¡por su bondad inmerecida! La salvación brota de su corazón, nace de su interior y es para todo aquel que la quiera recibir, ¡nadie la merece! pero está disponible para todos.

El que crea en Dios, no será avergonzado

¡La misma piedra que hace tropezar a muchos es la piedra angular sobre la que se construye el proyecto de restauración de una vida! Porque cuando entendemos que detrás de los errores más grandes de nuestra vida está nuestro ser clamando por un Salvador y un amor verdadero es cuando entendemos que Jesucristo no es un estorbo ni un tropezadero sino la vida que tanto hemos anhelado.

Nada puede separarnos del amor de Dios

¡Dios no se cansa de llamar a la puerta de nuestro corazón! Si dio la vida de su propio Hijo, ¿crees que se va a rendir contigo porque cometes pecado? ¡En ninguna manera! Dios te ama tanto que sabe que el pecado te va a destruir por lo cual te seducirá con lazos de amor, llamará a tu corazón, te visitará a través de amigos, de historias, de cantos, de sueños hasta que vuelvas en razón y corras a sus brazos una vez más.