El Camino de Jesús hacia la Gloria

El hecho de que Dios se haya hecho carne para vivir entre personas imperfectas que terminaron por crucificarle es algo que no se puede comprender ni explicar así como tampoco se puede entender su inmenso amor, su misericordia nueva cada mañana, su gracia que nos capacita para vivir en santidad, su poder, su fidelidad ni su grandeza. ¡Dios es un Dios maravilloso y admirable en toda su personalidad y carácter! El camino que Cristo siguió desde que llegó al mundo hasta que fue recibido en el Cielo en gloria es resumido en varias etapas que bien podrían reflejar un camino a seguir por cada un de nosotros.

Sirviendo a los Hombres de Dios

Necesitamos dejar de pensar que al servir a otros les estamos haciendo un favor, ¡esto no es así! Servimos porque Dios nos ha dado el privilegio de conocerle y ser parte de su cuerpo, lo hacemos porque es lo que nuestro Señor nos pide y para recibir de Él y no de los hombres bendiciones, pero aún si no recibiéramos nada a cambio, lo hacemos por amor y gratitud. Vístete con humildad y sirve a Dios y los hombres que ha puesto como tus líderes o autoridades.

Requisitos para el Servicio a Dios

El puesto de obispo hace referencia a una persona que está a cargo del cuidado espiritual, la dirección y el gobierno de cierto grupo de creyentes. Todos en algún momento de nuestra vida ocuparemos la posición de obispos ya sea de nuestro hogar, nuestros hijos, en algún equipo de servicio en la iglesia, etc. Pero más que hablar de una posición el apóstol Pablo en esta porción del tercer capítulo de su primera carta a Timoteo quiere que entendamos el corazón, la actitud y el carácter que debe mostrar todo aquel que aspira a ser un ejemplo y un guía espiritual para que otros conozcan a Jesucristo.

Orando al Único Mediador

La gente se ha fabricado imágenes de personas, animales o seres que no existen para darles adoración y respeto; han creado reglas y métodos bajo la apariencia de una religión para sentirse bien consigo mismos al cumplirlos sin importar que al hacerlo no hayan conocido nada nuevo de Dios. La Biblia es clara al expresar a través del apóstol Pablo en esta carta a Timoteo que hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo,

Jesús tiene una Vida Nueva para ti

Jesús no vino al mundo a buscar a los santos para tener algunas reuniones sociales con ellos, pasar un buen tiempo y luego volver al Cielo, tampoco vino a tocar de puerta en puerta ofreciendo la salvación a ver si alguien la quería, mucho menos vino a tomar el papel de mártir para atraer a algunos cuantos, Él vino a morir en la cruz con un sólo plan en mente: Salvarnos. ¿Quiénes necesitan ser salvados? Los que saben que están en una situación de peligro de la cual no pueden salir con sus propias fuerzas, los que reconocen que si no claman por ayuda o buscan desesperadamente una salida de escape morirán en la situación en la que están, los que ya no tienen esperanza, los que están solos y perdidos. ¿Cuándo fue la última vez que levantaste un clamor al Cielo para pedir una intervención en tu vida, tu familia o tu nación? Quienes tienen la certeza de que son escuchados y de que existe un Salvador que puede rescatarlos no se cansan de clamar ni pierden la esperanza. Jesucristo vino al mundo para ser tu esperanza.