Salvados por el Amor de Jesús

Porque lo cierto es que la Biblia tiene razón ¡todos somos culpables de pecado! pero cuando la justicia de Dios demandó que se cumpliera la sanción correspondiente que era una eternidad separado de su santidad, Jesucristo fue hasta el estrado, nos removió del banquillo de los acusados y tomó nuestro lugarpara que que la ley pudiera aplicar su sanción entera: una muerte y muerte de cruz. Así que aunque somos culpables se nos ha dado la oportunidad de aceptar el sacrificio de alguien que tomó nuestro lugar para hacernos justos

Que el miedo no apague tu Fe

¿Qué estás contagiando con tu vida?, ¿se te nota tu fe?, ¿te está deteniendo el miedo de hablarles a otros de Jesús?, ¿sabías que los que sí saben de tu fe y te ven actuar están siendo enseñados por tu ejemplo más que por tus palabras? Jesús fue a morir públicamente a la cruz para que todo el mundo supiera el sacrificio de amor que hizo por ti y por mi, ¡lo menos que podemos hacer es corresponderle confesando su nombre y poniéndolo muy en alto donde todos lo puedan ver y conocer!

Cristianos de Verdad

Una fe falsa solamente requiere imitar a la fe original cuando le conviene, de modo que cuando no es "necesario" mostrarla en público se podrá guardar en un cajón junto a la Biblia que el cristiano falso no lee hasta el próximo evento o conversación religiosa que tenga. El peor peligro de un cristiano falso es que con el tiempo logra autoengañarse a tal grado que puede llegar a creer que es un buen cristiano. Dios a través del apóstol Pablo menciona en la lectura de hoy cómo lidiar con un falso cristianismo: preservar la verdad del mensaje del Evangelio.

Una relación personal con Dios te cambia la vida

Si decimos que tenemos fe pero nuestra vida no ha cambiado, ¿dónde está nuestra fe?, si decimos que creemos en Dios pero no hacemos nada por conocerlo ni vivir de acuerdo a su voluntad, ¿de qué nos sirve creer en Dios? si decimos que nos hemos encontrado con el Señor y que somos cristianos pero no tenemos una relación personal con Él ¿no estamos engañándonos a nosotros mismos? Alguien que considera su fe algo trivial, aburrido o tradicional ¡claramente no ha tenido un encuentro real con el amor del Señor!

¿Qué puedo hacer para no apartarme de Dios?

¿Quién querría apartarse intencionalmente del amor y la misericordia de Cristo? Si le preguntáramos esto a cada persona que cree en Dios todos te dirían que nadie, sin embargo mucha gente lo hacía en los tiempos de Pablo y lo sigue haciendo hoy en día. ¿Cómo es que esto sucede?, ¿cómo podemos estar seguros que nosotros no nos apartaremos? Si la estrategia del enemigo es sembrar mentiras y confusión en nuestra mente y corazón para diluir la Palabra de Dios, ¡nuestra única alternativa es empaparnos de la verdad de la Palabra de Dios para que nada nos aparte de Él!